Postal 108. Esto que escucha

por Erika Arroyo
@_earroyo

Esto que escucha no es el tic tac de un reloj sino la reproducción del sonido del segundero recorriendo los números con los que un instrumento mide el tiempo, el resultado de oprimir físicamente con el dedo índice el botón imaginario que echa todo a andar y, a la vez, tiene el poder de detenerlo.

Esto que escucha es una versión de #Postales que fue reproducida varias veces antes de llegar a usted, con el objetivo de perderse en algún momento como un mensaje en una botella, en el mar artificioso del espectro audible.

Esto que escucha no es una bienvenida, sino un efecto manipulado de la cortesía.

Esto que escucha y que se asemeja a la efervescencia que asalta su cuerpo corriendo por sus venas, es la queja constante de un refrigerador cuyo papel en esta casa es más ornamental que efectivo y, sin embargo, nos gusta que esté aquí. No es que deseemos engañarnos, apreciamos su promesa de refrigeración y la tranquilidad que la buena voluntad inyecta a nuestros días enmascarando lo que no queremos ver.

Esto que escucha es una voz atrapada. Fue emitida en un baño para chocar con las paredes y luego perderse entre el sonido del retrete, el chorro del lavamanos y el de los pájaros que cantan para ayudarnos a disimular lo que aquí ocurre, luego quedarse en la grabadora y finalmente, en su cabeza.

Esto que escucha es el recorrido de los dedos sobre las cuerdas de una guitarra conversando con un intento vocal de seguir la melodía. Ocurre junto a una ventana con vista al mar, llamamos mar a todo aquello que nos aleja del cemento y las avenidas.

Esto que escucha es el día, recolectamos un poco de él para traerlo a su noche. El sol le manda saludos, es probable que no alcance a escucharlos, pero ahí están, mezclados con las risas del viento que mueven los árboles.

Esto que ha escucha es el recordatorio de un programa que sigue. Está, de hecho, ha estado, en #Postales. Aquí, no allá, gracias a la baja calidad del sonido de esta emisión y no obstante, su capacidad de transmitirse de un lugar a otro.

Esto es una grabación, un registro de un programa que ha usado varias cabinas como sedes de operaciones, una serie de huellas de diferentes momentos que se pueden seguir para salir de la ciudad.

Los dejo con el crujido del techo, una caricia a un plástico y un interruptor de luz.

Comments

comments