#PunkRockJesus 12. Michael Franti: Don’t belive in the system!

Escuchar a Michael Franti es entrar en un mundo verdaderamente plural. No sólo diverso musicalmente hablando, sino plural en el sentido extenso de la palabra. Esto no es solo por su historia familiar, sino también por su historia personal y política.

A mediados de los ochenta pasó por los Beatning, misma banda de spoken-punk que fue firmada por el mismísimo Jello Biafra para la Alternative Tentacles, donde grabaron un par de discos. Al terminar el viaje de la banda formó uno de los mejores combos alternativos/hiphop de la última década del siglo pasado, conocidos como Disposables Heroes of Hihoprisy. Franti dio rienda suelta a su activismo con canciones como «Satanic Reverse» o «Language of Violence» que van directo y a la cabeza del sistema capitalista-patriarcal. Esta es una de las bandas de hip hop en particular más infravaloradas, sin embargo, también es una de las más respetadas. Dejaron a lado el bling bling de la época y hablaron de racismo, ecología, anticapitalismo, homofobia. Temas que los raperos “comunes” generalmente no tocan. Fueron coherentes con su pensamiento y su actuar. Tristemente, estos heroes no pasaron de tres años tocando juntos.

Después de tomarse un descanso de un par de años, Franti volvió liderando a los Spearhead. Su estilo era producto de su pluralidad, de su diversidad, y de la época también. Mezcló sonidos, estilos, reafirmó amistades con gente como Jovanotti, con el que tiene algunas colaboraciones interesantes. Lo ha ido puliendo en su eterno vagabundear que lo pone directamente en la música de las calles. Del mismo modo, sus letras han ido evolucionando hacia una crítica mucho más directa, pero con más esperanza, más positivas. Aunque no sé si esa palabra defina bien lo que son.

Stay Human

Stay Human se puede definir como el antes y el después en la creación de Franti. Sin este disco no tendríamos la maravillosa y global obra musical que es Everyone Deserve Music o el crítico Yell Fire! Que justo lo escribió después de su viaje por la Franja de Gaza e Irak en pleno conflicto armado.

El activismo de Franti lo mantiene vivo, participando en muchos festivales alrededor del mundo para cantar a favor de la vida y los derechos humanos. Lo mantiene feliz aportar a la paz y la justicia. Su música y su activismo dejan claro quién es.

Y así llega su más reciente disco, que no es sino una continuación del mítico Stay Human, llamado precisamente Stay Human II. Hace un recuento (a su manera) de algunos de sus discos y las canciones que a él más le gustan, además de algunas nuevas. Es un recorrido de su estado de ánimo actual con una relación profundamente amorosa, siendo padre de nuevo, con estabilidad. La oscuridad que estaba presente cuando escribió «Bomb the World», justo después del 11S, ya no está más, sólo la esperanza que lo mantiene activo. Mucho más comprometido con los derechos humanos que nunca.

Si a finales del siglo XX, Franti ya rimaban en contra de la homofobia, de los ecocidios del sistema, contra el capitalismo, 25 años después, lo sigue haciendo. Mientras el trap y su violencia reciben la atención mediática, él vive en el poliamor, la pluralidad, la colectividad. Sólo queda preguntar, ¿qué está mal con el mundo?


_____

Jorge Tadeo – @primaindie

#PunkRockJesus 10. American Jesus, una reseña con spoilers

Comments

comments