#PunkRockJesus 2. Un soundtrack para la resistencia

por Jorge Tadeo
@primaindie

La música es posiblemente la expresión artística de las revueltas que pueden o no terminar en revoluciones. Esto lo podemos ver en toda la historia de la humanidad. La música es quien lleva el registro más claro y conciso de las rebeliones populares. Desde la Revolución Francesa, pasando por la Revolución Mexicana, la rusa, la Guerra Civil Española nos han ido dejando canciones que de cierta forma nos platican como se dieron estas rebeliones. La internacional, a las barricadas, la Adelita son ejemplo de esto. Son crónicas musicadas que nos cuentan por qué y el cómo se dieron estas revoluciones. Nos cuentan la historia de manera popular.

Asimismo en las revueltas actuales la música se mantiene presente en las barricadas, en las calles. Sigue siendo la forma de contar la historia mientras va pasando a la par que son parte del divertimento (¿Quién no ha bailado al ritmo de Bella Ciao con una cerveza en mano?) Es parte de las revoluciones tanto culturales, sociales y/o políticas.
Dejando atrás los corridos, las coplas, ahora el punk, el hardcore, el concicious rap nos van dando a conocer las resistencias; las acompañan en el día a día. En las fiestas, en las barricadas, en las manifestaciones. Incluso en casa mientras se preparan las acciones o simplemente para la tertulia antes o después. Desde la corrección política de los Crass a la irreverencia del Jello Biafra pasando por la actitud de los Public Enemy hasta la actualidad, las luchas se nutren de estos artistas, y no solo de ellos. Siempre habrá músicos locales que estarán dispuestos a poner su arte al servicio de la revuelta. A veces solo hace falta un reproductor, unas buenas bocinas y con eso es suficiente.

Al más puro estilo del libro de Hornby, High Fidelity, que después Stephen Frears llevo al cine con John Cusack como protagonista, hoy les comparto una lista de mis diez grupos que están dentro de mi soundtrack para la resistencia. La lista no es definitiva, ni está en orden de importancia. Tal vez con el paso del tiempo vuelva hacer este ejercicio. Tal vez.

Prophets of Rage

Un súper grupo que nace como respuesta a la victoria de Trump como presidente de los Estados Unidos y que con el paso del tiempo fue tomando formado y consolidándose como una banda real y no un proyecto del Tom Morello y Chuck D. Tomando el nombre de una canción de los Public Enemy y reuniendo la base rítmica de los extintos Rage Against the Machine, a DJ Lord y Chuck D de los Public Enemy y a B-Real de los Cypress Hill logran un combo impresionante lleno de rap, hardcore, metal, jazz y letras que son pequeñas declaraciones de principios, llenas de rimas inteligentes, poderosas. Nada más hace falta escuchar “Unfuck the World”, “Legalize” o “Radical Eyes” para saber de los que hablo. Verdaderos himnos de lucha como los que en la última década del siglo XX nos dieron dos de los grupos de los cuales aparecieron estos profetas que nos invitan a seguir resistiendo.

• Wakrat

Si te topas con un grupo que tiene entre su repertorio musical canciones con títulos como “Generation fucked” y “La liberté o la mourt” quiere decir que estas ante unos músicos que no solo son eso, sino que su arte lo usan para ir más allá. Y si después te enteras de que su bajista/vocalista es Tim Commeford mismo bajista de los RATM y los Prophets of Rage ya te imaginaras por donde van. Música con varias influencias donde las que más se distinguen es el punk y el jazz, con un ligero parecido a los Helmet. Fuerte, letras directo a la cabeza del sistema. Con un solo disco del 2016 van creando lo necesario para quedarse un buen rato en nuestras listas musicales para las barricadas.

• La Raíz

Si hace veinte años alguien me hubiera dicho que, en España quienes tomarían el control de la música para la resistencia serían los valencianos no lo hubiera creído. En los noventa quienes lideraban eso eran los vascos, gente históricamente asociamos con la lucha. Me hubiera equivocado en no creerlo. Ahora Valencia son los amos y señor de la música de resistencia. La Raíz son fundamentales para entender lo que está pasando en España en estos momentos. Un combo que en los noventa los hubiera puesto en la cima, mezclando ritmos latinos, rap, reggae, punk, rock, con letras combativas, llenas de esperanza. Su último disco Entre poetas y presos no tiene desperdicio. Además, que se puede descargar junto con toda su discografía en su página web. Nada mal para una banda que habla de cooperación y lucha.

• David Rovics

Viejo conocido de la movida anarquista que sigue activo, produciendo y recordando que antes que el punk, antes que el rap, antes que todo eso existió Woody Guthrie para con el folk darnos lo suficiente para mantenernos en las barricadas. Rovics estuvo presente en todos los Ocuppy, estuvo en Seattle, y sigue estando con nueva música, con nuevas formas de motivarnos. Una lista estaría incompleta sin él.

• Los Chikos del Maíz

¿Seguimos con Valencia y lo que en este momento da al mundo? Este combo de rap logró pasar de ser unos MCs que combinaban el más sexista rap español con letras políticas a convertirse en iconos de la resistencia española. Tanto el Tony, como el Nega son dos referentes del rap político español, además de lograr traspasar esa frontera y dar más allá con sus escritos, sus libros, sus acciones. A pesar de que el combo ha dejado de tocar juntos sus canciones son esenciales para las luchas.

• Ministry

Metal industrial les dicen, pero son más que eso. Es de los pocos grupos que mantiene una coherencia entre lo que dice y lo que hace. Actúan siempre en consecuencia de su ideología. Al menos de Al Jourgensen. Este año grabaron el que es posiblemente su mejor disco tanto letristica como musicalmente hablando. No se la han puesto fácil a Trump y sus fanáticos de la américa profunda.

• Daniel Devita

El rap en los últimos años se ha convertido en esa música de denuncia, de acción, de tirar pa’lante y Daniel es especialista en eso. Un verdadero juglar que retrata la vida en un país como Argentina, siempre en pugna, siempre en lucha, siempre recuperando lo perdido. Lejos quedaron aquellos rockeros que decían algo. Ya no, Devita es parte de esta nueva generación que han decidido denunciar con rimas y lo hacen muy bien.

• Arma X

Si los Chikos del Maíz abrieron la brecha para el rap político en España, brecha que después otros fueron haciendo más transitable, Arma X se encargó de ponerla a modo. Friki como pocos (¿una banda que se llama Arma X donde el MC se apoda Logan? ¿Existe algo más friki?) con canciones brutales, directas al sistema a pesar de sus referencias a comic o la cultura pop, con un DJ como pocos en España, Arma X está destinado para cosas grandes. Mientras el mundo se cae a pedazos, encarcelan, criminalizan, asesinan es bueno saber que la denuncia no para y es bueno tener una banda como esta.

• Riot Propaganda

En el 2013 después de un par de colaboraciones entre Habeas Corpus, la mejor banda de hardcore que ha dado España en los últimos diez años y los Chikos del Maíz, deciden reunirse y grabar un disco juntos bajo el nombre de Riot Propaganda. Fue una explosión de radicalidad, resistencia, irreverencia. No dejaron títere con cabeza. Cuatro años después graban un segundo disco que deja claro que son una realidad. En la línea de los RATM o los mismo Prophets of Rage (Riot Propaganda es tres años más viejo) hacen del hardcore-rap el instrumento ideal para dejarnos grandes himnos de resistencia. Tristemente se despiden de los escenarios este año y como bien lo dicen ellos, el relevo no se ve a corto plazo.

Mientras escribo este tratando de llegar al número diez de mi lista en mi reproductor suena “New Americana” de Halsey. Un gusto adquirido por mi hija de 15 años. Me trae muchos recuerdos y pienso ¿No es Halsey también parte del soundtrack de la resistencia? ¿No es una superviviente, activista capaz de darlo todo y dejar cicatrices en las jóvenes que la escuchan? Creo que sí. Aun así, la dejo aparte. La pongo aquí para generar el debate. Porque sin él, sin la plática, la discusión entonces las luchas por un cambio están muertas.

Nos vemos en quince días con una reseña del último concierto de los Riot Propaganda en Valencia.

Comments

comments