Que no se acabe. Entrevista a The Guadaloops

Por Daniela Carrera
@DaniLatrik

Fotografías de Andrea Gonar
@andreagonar

La cita era a la 1 pm, tenía poca información sobre lo que iba a pasar, estaba acompañada por Andrea Gonar. Nos habían dado ciertas coordenadas y esperamos ahí fumando un cigarro en lo que algo sucedía. A los 10 minutos llegó Franco por nosotras. Cuando conoces a alguien a partir de su obra, en este caso su música, y no lo conoces personalmente, creas un personaje ficticio, que por lo general nada tiene que ver con la realidad. En mi caso había construido a Franco como un personaje parecido al que escucho en Tino el pingüino, caí en cuenta de que la fantasía y la idealización del otro tiene que ser fracturada constantemente. Franco, a diferencia de lo que yo pensaba, es un tipo educado y sobretodo muy amable, Franco no es Tino, es Franco.

Llegamos al cuarto de ensayos, yo me sentía un poco nerviosa (mucho si soy sincera). El espacio era pequeño, estaban ahí los demás integrantes de The Guadaloops: Fermín, Ferdinand, Bernie y Sammy.

Me acomodé en el lugar en el que sentí menos estorbaba. Conforme el ensayo fue avanzando los nervios fueron disminuyendo, creo que es uno de los efectos de “Almanueva”, una especie de somnífero que te permite adentrarte en un mundo onírico, y me dispuse a disfrutarlo. Se les veía nerviosos, la presentación del disco está muy cerca, sin embargo la dinámica que hay entre ellos es muy disfrutable; se escuchan, bromean, se divierten.

Al concluir el ensayo los nervios volvieron inmediatamente, sabía que la hora de la entrevista estaba muy cerca, fuimos a comer y por suerte el lugar era muy ruidoso, digo por suerte porque esto generó una conversación mucho más espontánea, se rompió el distanciamiento, entré en confianza, no fue difícil, Fermín y Ferdinand no dejaron de hacernos reír en toda la comida, dejé de pensar que estaba con The Guadaloops, simplemente estaba comiendo con amigos.

Decidimos movernos a una heladería para hacer la entrevista. Entre la palabra que se escucha y la palabra que se lee hay una radical diferencia, la palabra escuchada está llena de emoción, la palabra escuchada difícilmente engaña. En el caso de la entrevista, las risas no pararon, la vibra que transmiten es aplicable y placentera, muy parecida al estado que genera escuchar su nuevo disco. Así que los dejo con la entrevista sin dejar de subrayar que está constituida por un vacío, que falta algo, falta la vibra, la gran amistad que existe entre ellos, las risas, la melancolía romántica de Fermín, la espontaineidad y sensibilidad de Ferdinand, la claridad analítica de Franco y la linda tarde del domingo.

IMG_4351

1. Creo que en general Almanueva es un disco muy onírico, hace constante referencia a los sueños y considero que el ambiente y las letras te envuelven, sabemos que al intentar contar un sueño o al intentar trasladarlo a la palabra hay algo que se reprime, que se pierde ¿Qué está perdido o reprimido en este disco?

Fermín: Creo que nada. Sin pretensión, creo que cada vez hemos tratado de hacer creaciones más honestas, obviamente es un proceso, como en cualquier desarrollo personal, el ser honesto es de las conquistas más anheladas por el ser, tratar de ser súper honesto, con nosotros mismos y con los demás. Cuando compusimos las canciones sí llegamos a una onda de… por decir, te voy a contar algo, cuando empezamos a escribir la canción de “Nunca Es Tarde” hablaba de otra cosa, como de un ligue, un romance, algo más superficial, y la neta es que cuando empezó a medio fluir la letra, nos dimos cuenta que no era, para nada, algo que se identificara con nosotros, así que decidimos ponernos en contacto con lo que estábamos sintiendo en ese momento, supongo que se sentía más natural cuando las cosas fluían y hablaban de cosas más honestas, cosas que sabemos que el otro wey vivió o dijo, entonces en ese punto la honestidad fue tal que nada se perdió.

Ahora en cuanto a los sueños, pues a lo mejor no se perdió algo pero tiene que haber cierta traducción para que el sueño se entienda porque el sueño es muy aleatorio, si quisieras plasmar el sueño tal cual, sería un caos.

IMG_4301

2. El disco pasado comienza con una canción llamada Alma negra y el nombre de este disco es Almanueva; sin embargo, siento que el mensaje del disco no va por el camino de la superación o de un discurso positivo, en general me deja pensando en cómo siendo las mismas personas podemos cambiar nuestras circunstancias, ¿cómo son estos cambios, en ustedes, en su música y en el disco?

Franco: En cuanto al nombre, desde que hicimos Locos Y Monstruos empezamos a jugar con esto de inventar palabras o de escribirlas diferente, como escribir almanegra junto o como la palabra neolsticio. En este caso, desde un principio se propuso que el disco se iba a llamar Almanueva, Fermín fue quien lo propuso, en realidad el nombre está muy ligado al tipo de beats que ya sabíamos que íbamos a usar, que de hecho llegaron hasta la selección final del disco, el beat de “Besar En Luna Llena”, “Meta Crush” y “Almanueva”, el disco que queríamos hacer era una especie de Neo Soul, y este juego de palabras tiene que ver con ese primer disco que pensamos, pero ya en el proceso se fue convirtiendo en otra cosa pero eso de ahí viene. En este disco están las palabras metacrush y somnífera. En general a Fermín y a mí nos fascina todo el pedo del lenguaje, a cada quien a su manera, pero existe una cuidadosa elección de palabras, esos detallitos pueden eventualmente construir ideas o conceptos, que tienen una pizca de originalidad, creo que eso es algo muy chido, cuando desde un principio creas algo propositivo con las palabras que estás usando y eso es algo que siempre hemos intentado hacer, me parece que es la manera más justa de corresponder la música que está tratando de hacer The Guadaloops, cargarla de lenguaje y contenido, que sea fuerte y que sea también rico.

Nosotros empezamos a hacer este disco en un tipo de exilio, nos fuimos a encerrar unos días a la sierra de Oaxaca, esto fue porque no habíamos tenido tiempo de juntarnos ha hacer música, que fue algo que hicimos en De Locos Y Monstruos, yo me fui a mudar con estos weyes a la fuerza, a la fuerza porque no tenía donde quedarme. Realmente en todo el proceso de composición y escritura, estuvimos juntos.

Nos fuimos en octubre del año pasado a la sierra, un año después de que se había terminado el pedo de “Locos Y Monstruos” ya había pasado un rato, y fue un ejercicio muy primario, de descubrir que estaba haciendo cada quién y ver cómo lo podíamos juntar. En Almanueva, ya había el antecedente y tan sólo con que éste exista se vuelve algo muy padre, tener la oportunidad de hacer un segundo disco es algo muy chido porque realmente puedes tomar un aprendizaje y darte cuenta claramente qué estuvo chido, qué no estuvo chido y qué quieres hacer diferente, fue un periodo muy distinto. En otro sentido también muy parecido porque sigo pensando que lo que estamos haciendo en The Guadaloops es experimentar, por más que se ponga en un disco y se presente en él, seguimos haciendo experimentos sonoros, tratamos siempre de compartir. Entre nosotros siempre estamos hablando de todo y eso es algo que ayuda a la banda, porque realmente estamos comunicados, no siempre estamos en el mismo pedo pero mínimo estamos conscientes del estado anímico del otro, eso ayuda mucho a que embonen las cosas.

En general el proceso estuvo padre, cada canción es diferente.

Fermín: Una diferencia que aprendimos en este disco fue que antes estábamos juntos pero no revueltos, es decir, respetábamos de más al otro, no nos metíamos con lo que hacía, había ese límite de opinar. En este disco, los tres nos metimos en todo, en cada verso, en cada melodía. Hubo más retroalimentación, fue un reto más grande, confrontamos nuestros puntos de vista pero al final enriqueció el trabajo en equipo.

IMG_4214

3. Yo soy de la idea de que la felicidad radica en las pequeñas sutilezas del día a día, y creo que en el disco hay alusión a esto. ¿De qué pequeñas sutilezas esta permeado Almanueva?

Franco: Pues mira, somos gente que tenemos que estar obligada a encontrar la alegría en las sutilezas, porque no tenemos feria y ninguno de los tres está en una relación seria o a largo plazo, entonces estamos un poco obligados a encontrar alegría en estas cosas en las que metemos tanto tiempo, y tanto de uno, donde la remuneración y la satisfacción son mucho menos palpables que en otros casos. Justamente lo que dice Fermín, es mucho más fácil hablar de las cosas cuando las estás sintiendo, cuando realmente estás pensado en ellas, aquellas con las que estás íntimamente relacionado, entonces es algo que se logra en buena medida en el discurso del disco.

Fermín: Hablamos de sutilezas como la tarde, la naturaleza inmediata, la que vemos cuando estamos juntos, también de la resaca pero en el sentido de recordar lo bien que la pasamos una noche anterior. Hablamos de cuando te cae el 20, le escribimos una canción a nuestro perro pero eso ya no entra en sutileza.

Franco: Pues en mi caso este año ha sido un periodo de tratar de entender de manera más profunda qué he estado haciendo en la última década y creo que eso sí está en mi aportación al disco, creo que sí se ve mucho esa parte de lo que significó el año pasado para mí, muchos cambios, y sobre todo este anhelo de querer que las cosas estén más chidas, en mi caso fue un buen momento para escribir este disco porque se sintió muy bien.

Fermín: Hubo abstinencia, claridad y de todo eso queríamos hablar.

IMG_4271

4. No existe amor completo, ni amor perfecto y no existe el amor sin el odio, conviven en una simultaneidad como en la frase “es necesario algo de niebla pa’ que vuelva el sol” ¿ustedes cómo viven esta ambivalencia”

Fermín: Yo preferiría llamarlo amordesamor, ¿cómo lo vivimos? Creo que nadie está preparado para vivir un chingo de cosas, entonces pues yo, de sorpresa en sorpresa, de “ah la madre ahora qué hago con esto”.

A lo que se refiere esa canción es a valorar, tener una perspectiva más profunda, desde una consciencia plena y madura, una consciencia de la ausencia para apreciar la presencia, del desamor para valorar el amor.

Siento que a las personas que siempre les ha ido bien o tuvieron una infancia muy chingona, les cuesta más trabajo entender ésta otra parte, a veces que te rompan el corazón te enseña a hablar de la felicidad. Entonces creo que la ambivalencia sirve para entender el estado presente.

Franco: Yo pienso lo mismo, creo que la ambivalencia, la dualidad, el binomio, es una madre que está completamente encriptada, porque así funciona el ser humano y así siempre va a ser.

Yo trato de lidiar con eso, en tomar las pequeñas posibilidades donde la decisión está en tus manos y transformar las cosas a algo distinto, cuando tienes el poder hay que intentarlo. La fuerza que hace que las cosas pasen por una pinche razón es muy grande y muy fuerte, a veces no podemos explicar ni por qué es así, entonces en esos momentos en los que sientes que estás en el control hay que tomar decisiones sobre la situación, ya que éstas a la larga te definen como persona de manera permanente. Cualquier detallito, si no lo tomas en tus manos en debido momento, puede terminar haciéndote mucho daño.

IMG_4233

5. Se nota que el disco está hecho con mucho amor y también me parece que en general su contenido es muy amoroso, en todo el sentido de la palabra.

Desde el primer momento de la mañana, en el que abrimos los ojos, hay algo que nos recuerda que el mundo es una mierda y después te mueres (noticias, falta de dinero, chamba, etc). ¿Qué motivó a The Guadaloops en un contexto de tragedia hacer un disco tan esperanzador?

Ferdinand: No sé si nos cansó, no me gustaría decir eso, más bien, musicalmente ya no teníamos ganas de hacer canciones tan oscuras. Locos Y Monstruos es un disco bastante oscuro, creo que “Cada Que Es Abril” es la única canción inclinada hacia Almanueva, el único respiro que hay en el disco. Con Almanueva la propuesta fue hacer un disco más feliz porque también está chido hacer algo distinto. La mayoría de las canciones nacieron a partir de una idea musical mía, yo propongo algo que podría crecer en una rola, Franco y Fermín la escuchan y si les hace click, continúa el proceso para convertirse en una canción. En este caso sucedió que yo estaba haciendo beats felices o bonitos y curiosamente fueron los que les hicieron click.

Fermín: Sí pues veníamos de eso, cada quién por su lado, yo también lo viví como Ferdi, ya no quería hablar de cosas tristes, nos propusimos hacer algo feliz para ya no perpetuar un estado de ánimo de solemnidad. Tiene que ver también con la dualidad, con la pregunta anterior, veníamos de este contexto de hacer un trabajo más oscuro, incluso desde el primer EP. Fue algo que sí se planteó y no fue casualidad que Ferdinand creara esas propuestas, por separado y juntos estábamos pensando lo mismo.

Ferdinand: Eso no quiere decir que ahora toda nuestra música va a ser así. De hecho ya estamos trabajando en el nuevo disco y al parecer podría ser un poco oscuro.

Fermín: Sí, en ese momento eso estábamos viviendo y quisimos hablar de amor y esperanza. Es lo chido, ir poniendo tus reglas y esta vez eso era lo que queríamos decir.

Franco: Es un disco que representa mucho más cómo somos, dentro de toda la basura, la mayor parte del tiempo, tratamos que sacar el lado más alegre, más cómico, en ese sentido el disco es mucho más autentico.

IMG_4266

6. En la mayoría de las canciones se juega con la existencia de una mujer (como concepto) ya sea a modo de mención o de dedicatoria, y en la canción Meta crush hay una referencia a Lars Von Trier quien a lo largo de su carrera ha intentado ir respondiendo la pregunta: ¿Qué es la mujer? La respuesta de Lars radica en la perversión y el goce. No voy a hablar por todas, pero yo sí me siento identificada con esa respuesta, entonces en este juego de lo femenino en su música, ¿a qué mujer le hablan?

Fermín: En The Guadaloops somos muy enamorados, todos, nos gusta mucho la mujer, nos gusta enamorar a la mujer, cantarles canciones. Consideramos que la mujer es un pilar, más que social, existencial. Nosotros tratamos de estar cerca de mujeres inteligentes y fuertes, eso nos inspira mucho. Nos inspira a lidiar con el día a día, a conocer más, a comprender a una mujer a través de otra.

De niño mi papá me dijo “Las mujeres son lo más grande que hay ¿por qué crees que les hacen canciones?” Se me quedó muy grabado.

La mujer es todo un misterio que quién sabe cuando se va a acabar. En este disco y en el pasado hacemos referencia a muchas mujeres, a aquellas que llegan a tu vida y te inspiran.

Franco: Yo pienso en mis vivencias pasadas, en cómo siempre termina siendo un tema muy recurrente, por lo mismo, porque en la mujer se terminan simplificando de mil maneras distintas todos los temas de los que puedes hablar, a veces me encuentro buscando, hurgando los temas más complejos en diferentes terrenos y al final todo termina en el tema de la mujer, porque tal cual, la mujer es la cosa más bella y más importante que hay en la vida de uno como hombre, aquello que puedes llegar a compartir con una mujer, es un tema que jamas se hará viejo, sigue siendo el que más te duele, el que más te hace sentir cosas, y el que más inspira a hablar.

En el caso de The Guadaloops compartimos mucho nuestras experiencias personales y amorosas en diferentes tonos, y el concepto de Meta Crush lo empezamos a construir con ideas de qué hacen a un Meta Crush.

Ferdinand: Es un amor imposible, lejano.

Fermín: Es un romance que por factores externos no se da, pero el amor es recíproco y ambos lados alimentan esta visión fantástica de que se lleve acabo el romance y nunca se logra.

Franco: Está destinado al fracaso pero no es un amor platónico porque es una persona que conoces.

Fermín: Tratamos de abordar varias facetas de la mujer, tanto la sensual como la locura, no sólo en una idealización, también hablamos de lo locas que están, intentamos describirla lo más extenso que podemos.

Franco: Y de lo de Lars Von Trier, no me considero su fan, no me encantan sus películas, como lo uso es en un sentido muy general, de cómo está chiflado: “el parámetro de cordura de Lars Von trier” es muy complejo pero la idea es hablar de esa locura.

IMG_4225

7. Cada nueva generación está más aferrada al pasado, a la idea de que los tiempos pasados eran mejores y esto no nos permite sorprendernos, ¿con qué sorpresas se han encontrado en el proceso creativo de su material?

Fermín: Creo que somos parte de una generación en la que las cosas se están haciendo de formas muy diferentes por los avances tecnológicos. Ahora puedes hacer música en tu casa y escribir sin haber estudiado poesía, sacar un disco y subirlo a iTunes tú solo. Mi opinión es, por un lado, yo sí tengo esa nostalgia. Antes la gente era muy cuidadosa para hacer un disco, había una labor de investigación muy romántica, extensa y profunda, se tocaba en vivo antes de que existiera una producción, porque los recursos eran muy limitados. A mí me tocó esa transición y reconozco que me da cierta envidiecilla, por ejemplo, esos weyes que tocan con el iPod y están en los mejores festivales, esa falta de compromiso me da coraje, medio me arrepiento (sólo en momentos de locura), ¿para qué estudié tanto? ¿Para qué quiero aprender Jazz?

Creo que para entender toda esta evolución musical debemos dejar que respire este uso de la tecnología, como generación apenas estamos aprendiendo, estamos navegando en este nuevo formato que va enfocado a apreciar otro tipo de cosas. En lo personal a mí sí me causa un shock.

Ferdinand: Toman valor nuevas cosas, hoy la música ha tomado más participantes, por ejemplo en el sound design, como lo que era antes el folley en el cine, ese tipo de recursos ahora se están yendo hacia la música, apreciar otros factores como una textura o una atmósfera, cosas que ya no son meramente música o melodía. Ahora más bien es apreciar un sonido en específico o apreciar un sonido que no esperabas escuchar en una canción y eso está chido, creo que eso da posibilidad de hacer muchas cosas nuevas, porque por ejemplo siento que en el rock en algún momento empezó un poco a aburrir el combo batería, guitarra, bajo y esto generó una búsqueda que a lo largo de los años se traduce a la pregunta: ¿qué más? ¿Qué más puede jugar? Y es ahí dónde se están metiendo todas estas nuevas técnicas. Está chido, estamos en el proceso de conocer y aprender a utilizar estos nuevos recursos.

¿Ni era de eso la pregunta, verdad?

Franco: Pero bueno todo esto sí va de la mano con la pregunta.

IMG_4205

8. Retomando el mundo onírico, Freud habló de los sueños como la figuración del cumplimiento de un deseo, en este sentido, refiriéndome a aquellos deseos que no son los que pedimos en nuestro cumpleaños, aquellos deseos más íntimos, intensos, profundos ¿cuáles son los deseos de The Guadaloops con esta Almanueva?

Fermín: Que se propague porque al final hacemos la música para compartirla, que la gente lo escuche y trate de hacer su propio mensaje, creo que ahí se completaría el trabajo, cuando la gente hace suya la obra. Me gustaría mucho poder vivir eso, esa apropiación, eso me daría motivo para hacer otra cosa, me daría alegría y satisfacción. La gente se tiene que dar el tiempo de escucharlo y tripearse con qué le dice este disco. Ojalá que cause algo lindo, eso estaría chido, eso sería mi deseo.

Franco: Estoy de acuerdo y yo podría agregar que aunque es algo que se dio por completo de forma accidental, el juntarnos nosotros tres, nos hemos encariñado con la idea de ser una banda que está haciendo cosas raras, no por el hecho de ser los raritos, porque por ejemplo siempre está Fermín, que es una fuerza muy dominante dentro de la banda, que siempre regresa las cosas a lo que son sus raíces, como en una instrumentación más clásica que es lo que él escucha y a mí me encanta que eso esté tan permeado en The Guadaloops. Pero también somos una banda que ha propuesto cosas y eso es algo que a mí de manera personal me emociona muchísimo. Me emociona muchísimo ser parte de esta banda y pensar a futuro, en las cosas que queremos hacer, realmente se abre un abanico muy grande de opciones y es padre que la expectativa o la idea generalizada de lo que hacemos en la banda sea esa, hacer cosas padres que le den a la gente una razón para sonreír, para disfrutar música de una forma intensa, eso es algo que tiene The Guadaloops, en gustos se rompen géneros, te puede gustar o no gustar la banda, eso no lo voy a discutir con nadie, pero sí puedo estar tranquilo de que estamos poniendo algo distinto sobre la mesa, y eso es emocionante, estar en un constante descubrimiento de qué está pasando y qué estás haciendo, es una bendición poder estar en este pedo.

Ferdinand: ¿Mi deseo? Poder hacer esto mucho tiempo más. Que no se acabe.

IMG_4275

Comments

comments