«Su independencia ha sido revocada». La «carta de un Monty Python a EUA

Desde el año 2000, tras el triunfo de George W. Bush en la elección de Estados Unidos, empezó a circular una carta atribuida a John Cleese, miembro de Monty Python. Aunque no se ha podido corroborar la autoría de la carta, lo que dice es lo suficientemente cierto y vigente en estos tiempos D.T. (Después de Trump) que vale la pena conocerla. Sea o no de Cleese, celebramos al autor de esta misiva llena de crules verdades.

Texto publicado en ezitt.com

Traducción de Gabriela Astorga
@Gastorgap

A los ciudadanos de los Estados Unidos de América, en vista de su fracaso para elegir a un presidente competente para su país, y por lo tanto para gobernarse a ustedes mismos, por medio de la presente les notificamos la revocación de su independencia a partir del día de hoy.

Su Soberana Majestad la reina Isabel II retoma sus deberes monárquicos sobre todos los estados, comunidades asociadas y otros territorios. Con excepción de Utah, que no le agrada mucho.

Su nueva Primera Ministra (la muy honorable Theresa May, miembro del Parlamento, para el 97.8% de ustedes quienes, hasta ahora, no sabían que existía un mundo más allá de sus fronteras) nombrará un ministro para América. El Congreso y el Senado desaparecerán. El próximo año haremos una consulta para determinar si alguno de ustedes lo notó.

Para colaborar en su transición hacia la Dependencia de la Corona Británica, implementaremos las siguientes reglas con efecto inmediato:

1. Busquen «revocación» en el diccionario. Revisen «aluminium» en la guía de pronunciación. Se sorprenderán lo mal que lo pronuncian. La letra ‘U’ se reinstalará en palabras como «favour» y «neighbour». Igualmente, aprenderán a deletrear «doughnut» sin comerse la mitad de las letras. En general, mejorarán su vocabulario a niveles aceptables (busquen «vocabulario»). Usar las mismas 27 palabras intercaladas con ruidos como «like» y «you know» es una forma de comunicación inaceptable e ineficiente (busquen «intercalado»). No habrá más censura en el show de Jerry Springer: si no son lo suficientemente adultos para lidiar con malas palabras, no deberían tener programas de entrevistas.

2. No existe algo llamado «Inglés estadounidense«. Le informaremos a Microsoft por ustedes. El corrector de Microsoft se ajustará para tomar en cuenta la reinstalada letra ‘U’.

3. Deben aprender a distinguir entre el acento inglés y el australiano. En realidad no es tan complicado. Los acentos ingleses no se limitan al de la clase trabajadora, el de los pasmados de la clase alta, ni al de Manchester (como el de Daphne de Fraiser). Los dramas escoceses como Taggart ya no se transmitirán con subtítulos. Deben saber que no hay tal lugar como Devonshire en Inglaterra. El nombre de la provincia es Devon. Si continúan llamándola Devonshire, todos los estados americanos serán llamados «shires», por ejemplo Texasshire, Floridashire, Luisianashire.

4. Tendrán que volver a aprender su himno nacional original: «God Save The Queen«, pero sólo hasta que hayan cumplido por completo la regla 1.

5. Deben de dejar de jugar futbol americano. Sólo hay un tipo de futbol. Lo que ustedes llaman «futbol» americano no es un juego tan bueno. El 2.1% de ustedes que sabe que existe un mundo más allá de sus fronteras tal vez ha notado que nadie más juega futbol americano. En lugar de eso, deberán jugar futbol de verdad. Al inicio, será mejor que juegen con las niñas. Tiempo después, a algunos valientes se les permitirá jugar rugby (que es similar al «futbol» americano, pero no implica detenerse a descansar cada dos segundos ni usar una armadura de cuerpo entero). También deberán dejar el baseball. No es razonable tener un evento llamado Serie Mundial, en un juego en el que no participa nadie más que América. En lugar de baseball, se les permitirá un juego de niñas llamado rounders, que es como baseball, pero sin el presuntuoso equipo de árbitros, los guantes demasiado grandes, el recolector de boletos ni los hot dogs.

6. Ya no se les permitirá portar armas en público, ni nada más peligroso que un pelador de papas. Pues no son los suficientemente sensibles para manejar objetos peligrosos. Necesitarán una licencia para portar el pelador de papas.

7. El 4 de julio ya no es un día feriado. El 2 de noviembre será la fiesta nacional: se llamará «El Día de la Indecisión«.

8. Por su propio bien, todos los carros americanos quedan prohibidos. Cuando les mostremos los autos alemanes, entenderán que los suyos son una mierda. Todas las intersecciones serán remplazadas por glorietas, y empezarán a conducir del lado izquierdo. Al mismo tiempo, empezarán a medir sin los beneficios de las tablas de conversión. Las glorietas y el sistema métrico les ayudarán a entender el humor británico.

9. Aprendan a cocinar papas fritas. Eso que llaman papas a la francesa no son papas fritas. Por cierto, las papas a la francesa no son de Francia, son belgas, aunque el 97.8% (incluido el tipo que descubrió las papas fritas mientras estaba en Europa) no sepa que existe un país llamado Bélgica. Las papas fritas son cortadas en rebanadas delgadas y freidas en grasa animal. El acompañamiento tradicional para las papas es la cerveza, que debe ser servida caliente y simple.

10. Esa cosa fría y sin sabor que llaman cerveza es, de hecho, lager. Sólo se llamará cerveza a la British Bitter. Las sustancias conocidas como «cervezas americanas» serán llamadas «Orina de mosquito casi congelada», con excepción del producto de la compañía American Budweiser que será denominada «Orina aguada de mosquito casi congelada». Eso permitirá que la verdadera Budweiser (manufacturada los últimos 1000 años en Pilsen, República Checa) sea vendida sin el riesgo de confusión.

11. El Reino Unido unificará los precios del petróleo (o «gasolina» como se les permitirá seguirle llamando) de los antiguos estados Unidos, para adaptarlos a los precios británicos (casi 6 dólares el galón, acostúmbrense).

12. Aprendan a resolver sus problemas personales sin armas, abogados o terapistas. El hecho de que necesiten abogados y trapistas muestra que no son lo suficientemente adultos para ser independientes. Y si no son lo suficientemente adultos para resolver las cosas sin demandar a alguien o hablar con un terapista, no pueden manejar un arma.

13. Por favor, díganos quién mató a John F Kennedy. Nos está enloqueciendo no saber.

14. Los recolectores de impuestos de Su Majestad los contactarán pronto para asegurar las contribuciones que adeudan desde 1776.

Gracias por su cooperación.

 

Comments

comments