¿Te puedo decir Chelo? El Pulso de la República entrevista a Marcelo Ebrard

En política la forma es fondo, y cuatro años antes de la carrera presidencial de 2018 el ex jefe de gobierno inicia una campaña de contacto con el grupo más ancho de la pirámide poblacional en México: la juventud.

Días después de lanzar su nuevo portal Tenemos Marcelo (en referencia directa al #tenemossismo), Ebrard otorgó esta entrevista a Chumel Torres, celebridad de twitter y YouTube, y presentador de El Pulso de la República, con lo que parece una consigna directa: las próximas elecciones las definirán los jóvenes.

Ya durante su sexenio a cargo del Distrito Federal, Marcelo Ebrard había puntualizado su trabajo en la creación de cuadros juveniles; no es coincidencia que el voto de ese sector fue determinante para la elección de Miguel Angel Mancera, que llegó a la jefatura de gobierno del Distrito Federal con más del 60% de aceptación.

Contrario a lo acostumbrado, y adoptando las nuevas reglas del juego político en redes, Ebrard Casaubón se aleja de reflectores oficiales, públicos o privados, para tener un contacto “directo” con los jóvenes que buscará representar. Un ejemplo claro de esto son sus argumentos en contra de los artículos 189 y 190 de la Ley Telecom y su campaña de información para ampararse en contra de ellos, reflejando una postura clara: el derecho del ciudadano a proteger sus datos personales (de fondo, no lo perdamos de vista, está la libertad de expresión).

Honor a quien honor merece: el hecho de que Ebrard ofreciera una entrevista tan amplia al Pulso de la Republica, es un reconocimiento a la buena labor que ha realizado Chumel Torres y su equipo para tratar de integrar a una juventud aparentemente “apática” a la discusión política nacional. Sin embargo, la entrevista sucedió con sacarina, más que un diálogo entre un político renombrado y un líder de opinión joven, la entrevista tornó en una nota informativa y didáctica sobre la personalidad e intenciones del perredista, dejando de lado preguntas claves sobre la agenda nacional. “Chelo” no pierde un gesto claro del político mexicano: al electorado se le engatusa y de nueva cuenta no participamos en la discusión, es decir, el paternalismo de la política nacional se retrata en su mayor claridad, y Torres falla la estocada al no ser incisivo y demandar respuestas claras sobre sus propuestas a futuro.

En las respuestas de Ebrard se puede inferir un distanciamiento claro con la actual dirigencia del PRD, con el ex candidato Andrés Manuel López Obrador y con el Jefe de gobiernoMiguel Ángel Mancera, de quien dice será juzgado en las urnas. Además denosta la participación del sol azteca en el Pacto por México (mecanismo del gobierno feneral para anular a la oposición), su falta de personalidad para encabezar una oposición real y critica, su anquilosamiento y complicada vida interna. No duda tampoco en presumir las políticas públicas de su gobierno, como diciendo: yo represento a un México novedoso y conforme a las necesidades actuales.

A río revuelto, Marcelo llegó con la caña de pescar. Buscará a esos cuarenta millones de mexicanos ajenos a las urnas para preparar su plataforma política con miras a la próxima elección presidencial. Esta primera parte de la entrevista apenas supo a melón, esperemos que la segunda sea más congruente con el trabajo realizado por el señor Torres en pasadas ocasiones, en las que dialogaba de igual a igual con políticos y personalidades sin que se viera como un muchacho en salón de clases.

Seguiremos reportando.

Comments

comments