#TodosAlBuchaca a escuchar a El TRI. Conozca la historia de su primer disco.

Por Óscar Muciño
@opmucino

Tras la disolución del Three Souls in my Mind etc., el nombre quedó como propiedad legal de Charlie Hauptvogel.

Sergio Mancera, Alex Lora, Arturo Labastida, Rafa Salgado y Mariano Soto formaron otra banda, aprovechando que todo el público los conocía como “el tri” adoptaron ese nombre y a su primer disco lo titularon Simplemente. La carátula sencilla: nombre del grupo grande con volumen, título del disco pequeño pero en mayúscula, fondo rojo.

Aunque no es un debut propiamente, sí existe un cambio en el sonido y letras del grupo. Ahora hay narraciones que combinan humor con retrato del trato con los policías, como en “Sópleme usted primero”. La crónica de la explosión en San Juanico, canción criticada porque se decía que estaban sacando tajada de la tragedia. La descripción de la extinta cervecería “La Curva”, en División del Norte y Avenida Coyoacán. Son canciones que no se asemejan a las hechas anteriormente.

Sin olvidar que contiene ese clásico de bar y de compilado de rock nacional: “Triste canción”. (Rebautizada por algunos como Pinche canción de amor). Con grandes solos de guitarra de Mancera y de sax de Labastida.

El sonido de la banda en su género, precisa, despojado de las percusiones, regresa a un rock más áspero. Muestra de ello “Vicioso” y “Juanita”, canciones de drogas y rock and roll. Y para que no quedara duda, así titularon otra: “Violencia, drogas y sexo”, con letra escrita en colaboración con Guillermo Briseño. Canción sobre un grupo al que una productora ofrece más audiencia que el Club del Hogar, aunque los reconviene a cantar sus rolas pero no en español. Violence, drugs and sex, just like rock and roll le cantan.

El disco cierra con la reversión de “Metro Balderas”, de Rodrigo González, quitándole las referencias Freud y el secuestro del convoy, dejándola como simple tema de ruptura amorosa. Entre las anécdotas del rock, aquella cuando Rodrigo al encontrarse a Lora le dijo: qué onda con mi rola Alex, y éste le contestó “pa que te conozcan, mi Rodrigo, no te me agüites”.

Comments

comments