«Tú encuentras a Freud en todos lados». Entrevista con Tino el Pingüino

por Daniela Carrera
@DaniLatrik

Fotos de Andrea Gonar
@andreagonar

La única forma de creación y liberación que conozco es a partir de la verbalización de mis sentimientos, síntomas, deseos y sueños. “La cura por la palabra”, esa es mi relación con la palabra. El domingo pasado tuve el placer de entrevistar a Franco Genel, en compañía de Andrea Gonar y Benjamín E. Morales.

¿La comunicación existe? Es una de las preguntas que le hice a Franco, y es una pregunta que me hago constantemente. Me parece que no existe, al menos no como estamos acostumbrados a comprenderla. Y es justo esa no existencia la que me hace pensar que charlas como la que vivimos el domingo cobren un sentido de delirio apasionante donde, al parecer, había cuatro personas sentadas en una mesa de la colonia Roma, que entendían y coincidían con los temas de los que se hablaba. Es un delirio maravilloso del cual se sostienen las relaciones y hay que asumirlo y sostenerlo. Todos estamos en falta pero la palabra nos permite construir un discurso juntos, con el cual podemos sentirnos identificados y con el cual podemos seguir creando.

La entrevista giró entorno a ello, a la palabra. De Franco puedo decir que es un sujeto auténtico y amoroso, capaz de manifestar sus ideales y pensamientos de una manera contundente y haciéndose responsable de cada una de las palabras que elige al hablar; no es una gran sorpresa, si se escucha con la debida atención, el proyecto de Tino el Pingüino tiene mucho de esto. Creo que nos construimos a partir de cómo fuimos nombrados, pero en este caso es fundamental señalar que lo que está en juego es la franqueza y las consecuencias que esta palabra tuvo en él. “Mi nombre es Franco”, así fue como concluyó su respuesta en torno a la honestidad. Ser capaz de responder con tal sentencia, nos da cuenta de un sujeto ético que tendríamos que escuchar con más detenimiento.

IMG_7965

1) De Vuelta En El Lodo, tu nuevo disco, nos da la bienvenida con una introducción donde se habla del lenguaje. Pienso que aprendemos a hablar cuando asociamos una palabra sonora con un sentimiento, entonces el lenguaje es construido de manera subjetiva. Para ti, ¿qué es el lenguaje y cómo lo vives en la música?

Franco: Pues en esa primera rola el que habla es Guillermo Fadanelli, un escritor contemporáneo mexicano. Es un escritor que me cautivó y me atrapó como no lo había hecho nadie, por lo menos desde hace 7 años que leí a Bukowski. Digo, también me clavé un rato con Xavier Velasco y bueno, Bolaño es otra cosa.

En enero de este año vi una entrevista de Fadanelli en TV UNAM y en ese momento yo estaba en un estado anímico muy particular y no encontré mejores palabras, lo que dice, más allá de lo que está hablando, del lenguaje en términos filosóficos. Creo que hemos podido aprender a sentir a partir de poder describir lo que sentimos, la única relación que tengo con todas las cosas es a través del lenguaje. Me gusta pensar que mi tipo de inteligencia es verbal, no es kinestésica, ni matemática, ni espacial, con todo me relaciono a través del lenguaje. Sé que algo me causa una impresión fuerte porque lo puedo describir, y prácticamente eso dice Fadanelli, que el concibe el mundo como una extensión del lenguaje. Cuando vi la entrevista me causó una fuerte impresión, tenía ese beat de Ferdi, lo puse de fondo, y decidí que así quería empezar el disco.

Por otro lado, lo que dice Fadanelli del proceso creativo, es tal cual como yo lo vivo. Para mí la cosa más importante en la vida son las relaciones personales que tengo, no hay nada más importante que mi familia, mis amigos y las parejas importantes que he tenido, pero abajito de las relaciones y de la gente que yo he conocido, lo que pondero como más importante es justo el proceso creativo. Para mí ya es una cuestión de oficio, ya no acostumbro escribir cuando sé que no tengo tiempo para hacerlo, se ha ido convirtiendo en una cosa que aprendes a controlar, una cosa donde tu mismo te puedes activar en el modo de “ok, ahora me voy a poner a escribir” y eso le quita solemnidad al proceso creativo. Intento que sea más la ejecución de una técnica, sabiendo poner en papel lo que estás sintiendo, pero no le quita que realmente para un proceso creativo tienes esos momentos, como cuando estás haciendo el amor, cuando estás con una persona, cuyo cariño es sincero, intenso y extremo; la relación con el hacer cosas de la nada, ligado a la música, para mí es de las cosas más divertidas que se pueden hacer, que se pueden provocar, entonces el proceso creativo por momentos sigue teniendo eso, ese lapso en el que el tiempo pasa a otro tiempo.

IMG_7908

2) ¿Crees que la comunicación existe o sólo es un compendio de valores entendidos?

Franco: Definitivamente, es por eso que yo le doy tanto valor a las personas tal cual como personas, y bueno, también se lo doy a cualquier fuente de información. Obviamente cuando la puedes encontrar adornada como en la literatura o en la música, indiscutiblemente te cambia.

Creo que la comunicación, es lo único que le da ritmo a las cosas, si no estaríamos en un ciclo repetitivo, reciclando todo el tiempo lo mismo, es el pulso de la vida. En la música, es importante para mí cuando la gente escucha las cosas y les provocan algo, entonces la comunicación es muy importante porque, aunque yo no puedo constatar realmente que tenga una permanencia más allá del ahora, es cuando estás comunicado con una persona cuando estás casi seguro de que están entendiendo lo mismo, son esos momentos los que te hacen combatir el sentimiento de soledad, con el que estamos todos, todo el tiempo. Entonces es importante no sentirme tan solo, me provoca un bienestar y un malestar al mismo tiempo, porque sí siento que es una ilusión bien cabrona, pero tiene algo muy bonito, algo verdadero, entonces sí creo que existe.

IMG_7905

3) Siguiendo en la línea del lenguaje. Para escribir hay que ensuciarse, hay que recurrir a lugares sucios y oscuros así que, “Devuelta al lodo”, ¿a qué regresas y por qué?

Franco: “De vuelta en el lodo” tiene un fondo mucho más cómico, la frase viene de cómo, en un país como México y en el tiempo en el que vivimos, parece que siempre estamos como obligados, por presión social, económica, siempre estamos en una constante búsqueda de superación personal. “Voy a dejar de tragar tanto, voy a ir al gimnasio, no me voy a gastar tanta feria en chupe, etc”, siempre estamos buscando la manera de estar mejor con nosotros mismos y con nuestro entorno. Cuando estás en la naturaleza, en la playa o en el campo, se vuelve muy obvio que hay algo mal con la ciudad. Estamos acostumbrados a estar aquí y a mí me gusta la ciudad, tiene sus cosas chidas, pero hay muchos elementos que la hacen muy enfermiza y una de esas es esa contante insatisfacción con todo, estamos en un constante malestar con todo pero también es bueno intentar mejorar las cosas, al menos eso trato. Entonces “De vuelta en el lodo” es cuando estás otra vez en la peda o hasta el culo y piensas: “puta todos mis planes de superación se fueron a la verga”. Y al final siempre terminas en ese punto donde después de tanto esfuerzo terminas en el mismo lugar de padecimiento.

IMG_7928

4)¿La literatura te condujo al Rap? ¿Qué escritores tienen mayor influencia ahora en tu vida?

Franco: Cuando empecé a leer literatura seria, cuando empecé a leer por gusto y no porque me obligara mi papá, comencé a leer a Hermann Hesse, lo pude leer en español y en alemán, me clavé mucho con él, el primero que me gustó mucho fue Bajo la rueda. Leí los libros importante de Hesse, después lo volví a leer y me di cuenta que no había entendido mucho. Después leí la obra completa de Oscar Wilde. Yo empecé a rapear por el gusto por la lectura y por el interés que tengo por las palabras. A quien leí cuando empecé a hacer rap fue a Bukowski, creo que es un autor que vale la pena leer, es muy entretenido y es muy chistoso, es literatura muy ligera y, más allá de ser un ícono pop y todo lo que implica ser el último escritor maldito, si te clavas en Bukowski hay un sentimiento amoroso cabronsísimo, pero te puedes llegar a tomar muy mal todo el tema del alcoholismo por cómo lo maneja en su obra y como lo vivió él en sus veintes hasta sus cincuentas para después la realización que tiene en los últimos 23 años de su vida que dejó de tomar. Lo peligroso es que te puedes meter un un pedo malo, y está muy de pendejos, y yo cometí ese error de realmente pensar que estaba chido estar pedo todo el tiempo y más allá de pensarlo, estarlo todo el tiempo. No le puedo echar la culpa a él, más bien a mí, por haber estado como pendejo en ese momento, entonces lo recuerdo con cierto resentimiento. Cuando tengo la oportunidad vuelvo a leerlo, y lo disfruto mucho, pero cuando lo lees de cierta manera no está chido, y de hecho, lo de Bukowski si fue una cosa que le dio mucho carácter a todas las canciones que hice en un principio. Todo lo que forma el proyecto de Tino el Pingüino, que es un alter ego, definitivamente tiene una base importante en él.

Ahorita el último que me marcó mucho fue Fadanelli, también estoy turnando uno de Enrique Serna y uno de Bolaño, volví a leer Los detectives salvajes, es algo muy especial lo de Bolaño y también compré varios libros de escritores mexicanos más desconocidos y la verdad no he encontrado cosas tan chidas.

IMG_7921

5) No puedo dejar pasar esta pregunta. ¿Qué influencia tiene el psicoanálisis (Freud) en tu música?

Franco: Tú encuentras a Freud en todos lados, la verdad no lo he leído.

Benjamín: Es que por ejemplo, en tu trabajo, en lo nuevo, hay un hilo conductor, una clara inclinación a decir «estoy viviendo esto y estoy sintiendo esto y esto repercute en cómo estoy viviendo mi vida y como estoy lidiando con lo mío, lo que está reprimido, lo que no puedo ver«.

Franco: Es muy importante procurar estar consciente de lo más que puedas estar consciente de las cosas que haces, a mí cada vez me pasa más, cuando pienso en las cosas que hacía más de morro me sorprende, ¿cuál era la motivación? Y estoy seguro que cuando pase el tiempo va a ser una cosa similar, trato de estar consciente de las cosas que hago pero es una cosa bien difícil, estar en control de todo y lo digo sin desaire, uno nunca está muy en control de la situación.

Benjamín: En el disco hay un espíritu de «esto he sido por x o y razones y ahora quiero tomar esta dirección«, que no es la misma posición que en el disco de The Guadaloops, que es una posición muy propositiva y de «ya viene el amanecer» etc. Aquí es un asunto de «sí, las cosas han estado jodidas pero no ha sido gratuitamente» y a mí me repercutió mucho cuando leí la pregunta de Daniela porque justamente me acordé de esta frase muy contundente que echas en una de las primeras canciones donde hablas de la «furia freudiana«, entonces es también pensar si hacer música es darle alivio y salida al inconsciente.

Franco: En mi pedo siempre van a estar los elementos un poco a la deriva porque, como te digo, es un poco el tono que le doy a las cosas. Son reflexiones de todo tipo, reflexiones agridulces, bipolares, no hay un speech claro. En este espacio que tengo con Tino El Pingüino, ha sido una cosa muy buena y complicada, pero siempre he intentado hablar de cosas personales en un tono de no pasa nada, lo que intento transmitir es, en vez de poner las cosas como algo muy dramático, ver el todo como un dramatismo.

Cuando empecé con este pedo, primero fue porque era un morro sin vergüenza y la neta siempre he sido así, eso me ha dado la posibilidad de hablar de cosas de las que no se habla y más que verlo como una virtud es algo muy sano de hacer. Según yo la mayoría de la gente está consciente de las cosas raras que siente, entonces me imagino que está chido poder encontrar un MC que habla de ese pedo.

13935054_1134865893227412_5126146616299487789_n

6) “Todavía (Piensa que podría ser peor)” tiene una íntima relación con “Ve Nomás”, ambas canciones son un recordatorio para encontrar lo espectacular en zonas típicas y no priorizar lo negativo. Me permito una interpretación, pues creo que este discurso te constituye, ¿por qué no dejarse llevar por el lugar de víctima y seguir luchando por algo distinto, algo creativo?

Franco: Creo que la gente en general, más allá de que la gente tenga obvios dotes artísticos, la gente está en su derecho de buscar algo que lo llene, claro, eso cuando tu pinche prioridad no es meramente tener dinero para comer. Digo, yo estoy en una situación privilegiada, toda mi vida lo he estado, tuve una educación y no la he pasado tan mal. Yo sinceramente, desde morrito, las cosas me valían mucho verga, no quería estudiar. Antes que cualquier cosa busqué ese pedo que a mí me gustara, que de alguna manera me llenara, entonces, la neta la gente que encuentra algo que puede estar haciendo por un rato, tan sólo por el hecho de que lo llene, creo que es la cosa más chida que puede pasar, y es algo a lo que invito todo el tiempo. Es difícil ponerse en los zapatos de cada quién, porque es una tarea, una búsqueda que tiene que ver con suerte, hay un chingo de gente que no está haciendo lo que quiere hacer, por miedo o por no querer abandonar la comodidad, pero es algo a lo que siempre voy a invitar a la gente, eso intento hacer. Yo no soy la persona más exitosa del mundo, me gustaría poder estar resolviendo los problemas de mi casa, y de alguna forma yo tendría esa obligación, se me pagó una educación de huevos pensando que me iba a ir a estudiar al extranjero y de alguna manera he sido egoísta y he metido todo en mi pedo. Estos años yo los veo como muy importantes porque posiblemente el proyecto dé para capitalizar algo o igual y no, pero me he cerrado muchas puertas por tratar de abrir ésta pequeña, en la que creo que aporto más.

Para lo que más me sobra motivación es para hacer esto, que es algo en lo que realmente creo, esto genuinamente me forjó una identidad y una personalidad. Me siento afortunado de haber encontrado esto, más allá del éxito. La gente cree que soy una persona exitosa, no sé muy bien por qué me dicen: “te va súper bien con Guadaloops y con Tino” y pues, meh, en realidad no tanto. Quiero que las cosas sigan funcionando bien, seguiré tratando de hacer mejores discos, tengo una meta muy clara, es lo que quiero para mí y para mis seres cercanos. Mientras eso no suceda, mientras siga sin ser exitoso en esos términos, para mí tiene mucha importancia estar y seguir en este camino que he escogido. Estoy orgulloso de las canciones que he hecho y a todos mis discos les tengo cariño. Se usa mucho el temido “bebé” en la música y sí, es como eso, es algo que cuidas, es lo más cercano que yo tengo a lo que podría ser un hijo y ya ves cómo son las mamás también, o sea ve yo, mi mamá me quiere un chingo y está bien orgullosa de mí, y no porque esté bien vergas, sino porque es algo que es inherente a las cosas que haces cuando las haces con ese cariño, y pues sí, las cosas que hago las hago con mucho cariño y trato de proyectarlo.

«Todavía (Piensa que podría ser peor)» es una canción que me gusta porque es agridulce, me gusta este nuevo género, que podemos ver mucho en el cine actual, donde ya no es drama o comedia, más bien las cosas están combinadas, más complejas. Está chido cuando puedes poner las cosas buenas y malas, que pueda hacerte reír y llorar. Me aburre mucho la felicidad en un extremo o la depresión en extremo.

14079813_1143323539048314_7450434157578827943_n

7) Lo que más me moviliza del disco es la honestidad, que ya es lo que caracteriza a tu música. Siempre te atreves a exponerte, y lo que queda en exposición es tu creación, eres tú. ¿Qué impulsa con tanto ímpetu esta honestidad?

Franco: Siempre he sido una persona bastante honesta, de morrito pasaba más tiempo con mi mamá que con mi papá y ella así es, es bastante honesta, es una mamá como todas las mamás, ¿sabes? Fui un niño súper consentido y en ese mismo chiqueo me acostumbré a ser honesto, desde pequeño me costaba mucho trabajo mentir, el sentimiento que me provocaba mentir era un sentimiento muy mierda. El tema de la honestidad, cuando se vuelve el valor más elevado, es cuando estás en una relación amorosa. A mí me costó mucho trabajo entregarme a una relación amorosa, yo no era muy bueno con las mujeres, no tuve buenas experiencias, se me dificultaba mucho y la persona que me ayudó mucho en ese sentido fue mi última novia, bueno la única. Esta persona me enseñó a estar con una mujer, me enseñó a desarrollar mis sentimientos en pareja, esta relación fue muy importante, la valoré mucho, y la sigo valorando, tanto que no me cabía la posibilidad de deshonestidad, que es algo que se da en la mayoría de las relaciones. Esa falta de honestidad en las relaciones me provoca un asco muy cabrón. Yo nunca le había sido infiel a mi novia, y de repente la relación fue cambiando de tal manera que me vi en una situación que empezó a ser una posibilidad, empezar a hacer esas mamadas, y cometí el error de hacer una pendejada y en ese momento me di cuenta de lo importante que es la honestidad cuando dañas a una persona que realmente te quiere. Definitivamente ese ha sido el momento más oscuro de mi vida, cuando lastimé a esta persona, y ahí cobró un valor muy importante para mí la honestidad. El no ser honesto me llevó a sentirme como peor me he sentido.

En «Los Tratados Toltecas» hay una máxima que me gusta mucho: “sé impecable con tus palabras”. Es decir, no es di siempre la verdad, finalmente existen las mentiras piadosas, más bien creo que tienes que estar atrás de lo que dices, es un modus vivendi que te facilita un chingo las cosas, cuando eres autentico te ahorras un chingo de pedos, es como “wey, sólo se honesto, a la verga”, yo pienso que así tiene que ser. Digo, me llamo Franco.

IMG_7946

8) Siento un dejo de defensa/ataque/respuesta/dar cuentas en el disco y en tu música. ¿A quién va dirigido esto y por qué?

Franco: En general la industria de la música aquí en México está de la verga, por un chingo de razones, tan sólo entre las mismas bandas. Yo trato de ser buen pedo, pero si tienes que saber con quién, cómo y cuándo, pero en general es una industria jodida y en el rap mucho más. Yo no entré con un perfil de hacer rap serio como una ambición seria, de entrada yo tuve que llegar a hacer esto con lo brazos levantados y a ver quién me soltaba el primer putazo. No ha sido dificilísimo porque sí me he hecho de un lugar y sí me considero como un referente en la escena, por mi música y por cómo es mi trato con los demás raperos y por cómo es el show en vivo, digamos que sí me lo he ganado, pero de entrada no es un medio sencillo, no es un ambiente tan chido. No me encanta el ambiente de rapers, todo es una batalla de egos, y es un ambiente donde existe una constante intimidación de todos lados, entonces si vas a hacer rap en este país, tienes que tener tu carácter, y tienes que decir las cosas con mano firme. Y esto siempre lo supe, y pienso que siempre he tenido las cartas para defenderme de los vergazos.

Por otro lado, siempre he pensado que en general la gente es muy pendeja. Yo de repente me di cuenta que no era tan pendejo, entonces intento decir las cosas para que la gente se dé cuenta de su pendejez, y deje de serlo, sólo decir las cosas como son. Siempre va a haber un wey para el que tú seas un pendejo y está bien, cuando esa gente se cruza por mi camino, trato de aprender de esa gente. Creo que la gente que no está tan pendeja debe decirle a los pendejos que no lo estén tanto y así sucesivamente.

IMG_7961

9) Pienso que este disco habla de un sujeto que hace lo que hace por placer, de un sujeto agradecido y consciente ¿Qué reconstrucciones/replanteamientos has tenido que vivir para llegar a este punto?

Franco: Antes de que yo sacara el video de «Telemaquia De Los Corazones Locos«, a principios de diciembre del 2012, yo estaba en una situación muy diferente a la que estoy ahora, y no en términos de éxito, porque eso es muy subjetivo. En ese momento llevaba 8 años mesereando, a penas podía pagar mi peda, pagar la renta, había tenido muchos pedos. Ya había estado haciendo mucha música pero no estaba chida, estaba trabajando con un vato al que le tengo muchísimo cariño y sigo mencionando, pero siempre hemos estado en una situación muy dispar, él está en una situación más cómoda, él tiene un ingreso seguro porque tiene una empresa, él fue con el que yo empecé a hacer rap, a grabar mucho, pero siempre hubo una situación dispar. Yo quería hacer cosas porque quería ser alguien y quería que mi música se conociera, entonces siempre fue ese pedo, fue un periodo en el que yo ya estaba de la verga, grababa un chingo de rolas y no salían. No estaba haciendo algo recreativo con mi vida en términos profesionales y eso me consumía muchísimo tiempo, entonces sacamos lo de Telemaquia y ese disco, que fue el primero que empecé a hacer con Mike, tuvo un impacto mediático que nadie se esperaba. Después de eso empecé a tocar más y luego hice «Tu Antihéroe Favorito«, que es un disco que hice con un chingo de ganas, fue pensado para ser un disco y por eso está en ese formato como de disco de antes de hip hop, un disco larguísimo. En esas épocas me empezaron a salir fechas y a partir de ahí ha sido todo este proceso que ha sido muy bonito y muy loco, los últimos cuatro años de estar dedicado a esto y a lo que eso conlleva. Han sido años cambiantes, mi vida antes de eso era otra vida, años de mucha transformación, creo que vivo el resultado de ese torbellino y sé que se vienen otros y espero que se vengan otros y diferentes. Pero sí, fue el cerrar un proceso y empezar otro, ahorita ya no está todo tan loco, sino que estoy tratando de ordenar esto un poco. Pensar: ¿dónde estoy y qué he hecho? Tengo 28 años no me quedan muchísimos buenos años para hacer una carrera sólida, para capitalizar algo, estoy en ese punto de decir “a ver si sí, a ver si pasa” y en ese «a ver si pasa» me pregunto qué tengo que hacer yo para que sí pase, posiblemente sólo tenga esta oportunidad y no tenga otra, tengo que ver las cosas con esa frialdad.

IMG_7938

10) ”Morirse con ganas de regresar no es vida”. La muerte puede estar a la vuelta de la esquina. ¿Por qué consideras importante la concientización de la muerte? Y ¿cómo vives tú la muerte en el día a día? No me refiero al acto de morir en sí, sino, ¿cómo es tu relación con la muerte?

Franco: Te voy a hablar sólo de una cosa, porque es una cosa muy carbona que yo tengo, no me acuerdo cuándo empezó, pero una vez me puse a pensar en la eternidad, y le tengo un pánico muy cabrón, es algo que me pasa todavía, de repente cuando estoy solo y pienso en el término de la eternidad sí me da muchísimo miedo. He armado un mecanismo para ya no pensar en eso pero a veces todavía tengo que pensar en eso y se me hace una cosa horrible. El tema de la muerte ligado a la eternidad, me recuerda cuando me metía aire comprimido y la alucinación era siempre la misma, era como un loop.

Me cagaría tener una muerte trágica, eso me produce un sentimiento muy desagradable, todo lo que tiene que ver con destrucción, sangre, guerra, accidentes; me provoca un sentimiento horrible. Soy muy sensible a ese pedo, y luego ese pedo de que te mueres y no sabes qué pasa, la neta está de la verga. Justo por ese pedo intento hablar de cosas que se puedan aterrizar, con lo que puedas tener una relación más directa. ¿Mi relación con la muerte? Está de la verga, no está chido morirse, ni que la banda se muera. No sé si sea posible compartir un sentimiento de muerte con otro, creo que todos lo bloqueamos de alguna manera.

IMG_7935

11) Los orígenes, la familia, los amigos, son elementos importantes con los que se construye una persona, pero si quitáramos todo eso, ¿qué sujeto quedaría? ¿Quién es Tino el Pingüino?

Yo siempre he tratado de explicar las cosas, y creo que es bueno ligar el proyecto de Tino el Pingüino a otro, yo siempre decía: «Eminem ¿cuándo sacó el Slim Shady? En el 99, el vato tenía 27 y yo siempre pensé que cuando tuviera 27 o 28 podria hacer ese disco«. Y eso no pasó, entonces, está cabrón si te comparas. Por ejemplo, yo pienso que Mac Miller es el vato que la está haciendo, en términos creativos y de éxito, a mí me parece impresionante, es difícil compararse con él, pero siempre es bueno tener esos ejemplos. EL proyecto con el que siempre me he sentido muy identificado, como modelo, es Atmosphere, te digo, todas estas cosas porque sí tengo una idea de lo que yo quiero hacer, a fin de cuentas todo eso vale para pura verga, porque si Tino tiene importancia más allá será porque la gente lo escucha. Lo que les puedo transmitir a través de la música, y como persona es nada más eso. Algo que me gusta mucho es saber que cuando yo me muera, si no pasa lo de Melancholia, posiblemente se siga escuchando mi música. ¿Qué es Tino el Pingüino? Esa respuesta sólo la tiene la gente que lo escucha y que tiene una relación fuerte con la música. Las cosas tienen el valor que tú le das, nada más.

Espero que pueda hacer un chingo de discos más y que sean mejores que los que he hecho, y está chido pensar que puedas hacer algo que pueda significar algo para alguien, eso es una buena motivación y eso es a lo que yo le dedico la vida. Estoy agradecido y me impresiona que haya gente a la que le sigue importando. Es mi todo, es mi trabajo, es lo que trato de hacer bien y trato que le deje algo chido a la gente.

IMG_7952

Comments

comments