Un análisis de El Godín sobre las consecuencias a corto plazo del triunfo de Trump

Por María Cristina Hall
@MCristinaFdz

 

Pasó lo que nadie quería que pasara.

O eso pensábamos desde aquí, porque evidentemente por lo menos el 47.5 por ciento de la población estadounidense sí apostó por la presidencia de Trump. El voto del colegiado electoral cerró en 276 para el republicano contra 218 para la demócrata. Ayer en la noche, Trump se llevó la victoria tras ganar los dos estados más preciados, Florida y Carolina del Norte, además de prácticamente todo el medio oeste. Aunque Hillary tuvo éxito en las antiguas 13 colonias (donde vive una población más educada), la clase media de los Estados Unidos alzó la voz. Estados como Michigan, con una fuerte industria de fabricación, y Ohio marcaron la pauta de estas elecciones.

 

Las cosas que te deberían importar:

MONEDA: Además de la normalización del racismo y el sexismo, la presidencia de Trump tendrá un fuerte efecto en nuestra moneda, que ha reaccionado mal ante la incertidumbre. Banxico predijo que una victoria de Trump podría subir el tipo de cambio a 25 pesos por dólar y bajar el PIB en un 3.4 por ciento para el 2017. Hoy en la mañana despertamos a 19.8 pesos por dólar. Hola, inflación.

 ECONOMÍA: Como es de esperarse, la moneda sube y baja de acuerdo a la economía, la cual tampoco pinta bien. Trump ha prometido modificar o deslindarse por completo del Tratado de Libre Comercio y también ha expresado reticencia por el TPP (Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica, un acuerdo entre doce países). Dejar de lado estos acuerdos haría mucho más cara la importación, cosa que nos afecta mucho dado que el comercio entre EEUU y MX ahorita es de 312 mil millones y además ya dependemos de sus importaciones petroleras. Además, quiere devolver a los trabajos de manufactura a los EEUU, lo cual le restaría chamba a las maquilas del norte de México. Y bueno, seguro ya estás hasta acá de los memes del famoso wall, pero sería importante mencionar que Trump quiere financiarla con las remesas que se envían a México. De enero a septiembre estas sumaron a 20 mil 46 millones de dólares.

 INMIGRACIÓN: Hay 11 millones de personas indocumentadas en los Estados Unidos y Trump las quiere deportar. Además, quiere hacer menos permeables todas las fronteras, prohibiéndole la entrada a aquellos que vienen de países donde ha habido terrorismo. Parece que toda esa retórica contra los mexicanos y musulmanes se podría cumplir. Lo bueno: puede que mucho talento mexicano volverá a México, trayendo consigo experiencias multiculturales y conocimientos de otras lenguas y comercios.

 ¿Y LAS GUERRAS? Trump en realidad no tiene un plan. Se supone que, en su primer día, se sentará con varios generales y les dará un mes para ver cómo afrontar a ISIS.

 

trump-triunf-2

 

Pero, ¿cómo pasó esto?

Esta campaña presidencial llevó consigo muchas lecciones. Una es que las encuestas son poco confiables y sondean más a quienes viven en las ciudades y tienen mayor acceso a las comunicaciones: pero esta elección tuvo una gran influencia rural.

También coincidió con que, por primera vez en muchos años, hay un asiento vacío en la Suprema Corte (de seis personas) y esa persona probablemente será elegida por el siguiente presidente (Obama ya propuso su candidato pero no fue aprobado a tiempo). La Suprema Corte toma decisiones en temas socialmente importantes como son el aborto y el matrimonio igualitario. En esta elección, la contingencia de blancos evangélicos (una rama protestante muy conservadora) fue decisiva: votaron por Trump en grandes números porque, aunque no estén de acuerdo con el candidato en muchos aspectos, dan lo que sea por asegurar ese asiento en la Suprema Corte. También es interesante que normalmente un Republicano jamás apostaría por políticas proteccionistas (suelen favorecer el comercio liberal), pero en este caso, Trump pudo recabar a la clase media que normalmente estaría del lado Demócrata. En fin, Trump supo localizar todas las fisuras de la sociedad americana y usarlas a su favor.

¿Y de plano está tan mal?

Lo cierto es que la incertidumbre es mala para las inversiones, pero fuera de eso, sí hay dudas de qué tanto puede hacer Trump (y de qué tanto quiere hacer lo que ha prometido). Trump puede salirse del TPP, puede reiniciar el gaseoducto Keystone, y muchas cosas más, pero su famosa pared, cambios a impuestos y la revocación de Obamacare (el seguro médico obligatorio para todo gringui) requerirían cooperación a nivel legislativo.

 Sin embargo, las especulaciones que se han publicado en cuanto a una presidencia de Trump no han sido muy profundas ya que pocos analistas pensaban que realmente ganaría. Esto también es un problema, porque no estamos preparados. Ni aquí ni allá.

 

Suscríbete a El Godín para recibir cada mañana las noticias que necesitas en el día.

trump-triunf

 

 

Comments

comments