Un día para los Derechos Humanos de personas LGBT en Los Pinos

El 17 de mayo se celebró en México el día #SinHomofobia, y dentro de este marco el poder ejecutivo anunció una serie de propuestas para enderezar la políticas de género que se han implementado en el país. A la ceremonia fueron invitados diferentes representantes e instituciones de la comunidad LGBT. Y después se tomó una fotoEl evento despertó una encendida polémica y diferentes argumentos han sido esgrimidos en la discusión. En esta ocasión, en pos de mantener el diálogo abierto, presentamos la respuesta de Gloria Careaga, Psicóloga Social, Coordinadora General de la Fundación Arcoíris, profesora de la Facultad de Psicología y Coordinadora de Estudios en Sexualidad en el PUEG-UNAM. Agradecemos su confianza en este portal para difundir sus ideas.

Un día para los Derechos Humanos de personas LGBT en Los Pinos

 

Por Gloria Careaga
@glcareaga

Los crímenes de odio, la discriminación, la criminalización y la patologización siguen siendo las amenazas a la vida, la libertad y la integridad de personas LGBT. La falta de registros. La ausencia de una política clara. La falta de un instrumento internacional de derechos humanos específico. Son algunas de las razones para ir a los Pinos a hablar de nuestros derechos humanos.

El objetivo, llevar de la agenda de la sociedad civil a la agenda de gobierno un posicionamiento sobre los obstáculos para el ejercicio de nuestros derechos humanos. Hablar de la homofobia y sus consecuencias, con todas sus letras, porque nos ha cobrado vidas, obstáculos, exclusiones, restricciones a nuestros derechos.

¿Hay algún momento perfecto para que esto ocurra? ¿Qué señales debíamos esperar para saber que era el momento? ¿Había que hacer caso omiso al primer llamado de un presidente mexicano para hablar del tema? ¿Somos un movimiento legítimo? ¿Esperamos a que la cifra de muertes suba (aunque sabemos que no se registra)?

Careaga2

Fuimos a los Pinos con el objeto de ser testigos vigilantes del primer pronunciamiento del Gobierno de México sobre nuestros derechos. El reconocimiento del Día Nacional de Lucha contra la Homofobia, no había sido fácil. El gobierno de Calderón, a pesar de que su establecimiento formal había sido aprobado por la Cámara de Diputados, lo tergiversó instalando el día de la Tolerancia, cuando ésta se celebra en noviembre, y nadie hizo nada.

Hace un año, finalmente se estableció el día, pero pasó prácticamente inadvertido. Las organizaciones sociales ya hace mucho tiempo hemos estado exigiendo acciones formales que dejen vislumbrar posibles compromisos. Avances.

La demanda social ha ido abriendo puertas y en algunas dependencias se nos contempla para el desarrollo de proyectos o el apoyo de acciones de gobierno pero ninguna nos contempla en su plan de trabajo. No formamos parte del Plan Nacional de Desarrollo. No se cuenta con marcos legales específicos de protección de todos nuestros derechos. No logramos tampoco que el presidente Peña Nieto inaugurara la Conferencia Mundial de ILGA en el 2014, aunque apoyaron de manera mínima algunas de sus actividades.

Probablemente el ingreso de Alexandra Haas a la presidencia del CONAPRED esta marcando una diferencia. A iniciativa propia organizó conversaciones con varios grupos y sobre distintos temas y conoció algunas de las urgencias a nuestras demandas. Su trayectoria internacional quizá también dejó ver la necesidad de una respuesta oficial y el mejor posicionamiento para el gobierno y se dio a la tarea de una conmemoración formal de la fecha.

Precisamente, de quienes estuvimos en las mesas de trabajo del CONAPRED salieron las voces que se dirigirían al presidente, con la agenda que cada una había delineado. La diversidad de voces y propuestas deja ver la ruta por donde cada uno caminamos, pero en general son confluentes.

Careaga1

Si nuestra participación en la conmemoración fue moneda de cambio, no lo dudamos. Ha sido la constante de distintos gobiernos en todos los terrenos. No sólo para un abanderamiento en materia de derechos humanos, sino también para acuerdos internacionales, para acuerdos comerciales, como para fines electorales. No somos ingenuos. En varios de estos juegos políticos nos ha llevado la de perder. Hoy ganamos al menos un poco.

Los logros y compromisos establecidos el 17 de Mayo reciente están reflejados en los cuatro puntos remarcados por el Ejecutivo, y en los señalamientos y encargos puntuales que hizo a distintas Secretarías. Estos puntos no limitan la agenda, tampoco nuestra participación y compromiso político con otras causas con las que nos hemos identificado a los largo de nuestra trayectoria. Reafirmamos la necesidad de la profundización de una cultura de Derechos Humanos para el país que redunde en la justicia.

La cultura y protección de los derechos humanos es tarea del gobierno y no dejaremos de exigirlas. Por las vidas que la homo-transfobia han cobrado, por Ayotzinapa, por Atenco, por Tlatlaya, por los 72+, por la mujeres, niñas, niños, jóvenes violentados y desaparecidos. Contra la impunidad y la corrupción, ahí estamos!
__________

Gloria Careaga es Psicóloga Social, Coordinadora General de la Fundación Arcoíris, profesora de la Facultad de Psicología y Coordinadora de Estudios en Sexualidad en el PUEG-UNAM.

Comments

comments