#VamosAlStandUp: Catalina Guzmán, Jo Martínez, Nicho. Ser el gordo, el solitario, el afeminado

La pregunta no sobra ¿existe el stand up mexicano? El stand up es un género muy específico que parece estar buscándose un lugar en nuestro país, aunque los principios están un poco desdibujados. Como grandes seguidores del género, decidimos seguir la temporada completa del Stand Up Mostaza de Comedy Central para ver la oferta, reírnos un rato y, quizá, empezar a repensar el humor en México.

Por Óscar Muciño
@opmucino

Viñetas de Julián Cicero
@pizzafrianofm

El show comenzó puntual, a las 9 de la noche apareció Mónica Escobedo para darle la bienvenida a todos los presentes y felicitarlos por su puntualidad. Un bien escaso en México. En esta bienvenida Mónica hizo un breve monologo sobre la impuntualidad y nos dijo que uno de los posibles motivos es que la gente que no llega a tiempo es muy optimista, sabe que vive muy lejos de la cita, pero su buen talante los hace pensar que llegarán a tiempo y en menos de una hora.

Moìnica3

Catalina Guzmán, chica colombiana que maneja el silencio con maestría para demostrar inseguridad, ya que sobre ella versan varios de sus chistes, inclusive dice que es tan insegura que podría llamarse Bogotá. Su rutina comenzó con chistes sobre la etimología de su nombre, del que recientemente tuvo noticia que significaba caca. También habló de su veganismo, aunque aclaró que la única carne que evita es la muerta. Igualmente abordó el tema de la soltería, un tema que parece preocupa mucho a las chicas, ya que la mayoría se ha pronunciado sobre ella. Finalmente, en su rutina incluyó comentarios sobre su peso, y cómo odiaba que tanto la cantante Adelle como el elefante Melvin hubieran adelgazado sin que ella pudiera conseguirlo.

Catalina

Tras el breve monólogo sobre la puntualidad, Mónica volvió al escenario para en esta ocasión realizar completa su rutina. La cual incluyó una sección dedicada al sexo anal, como tema controversial, o el cómo se ha involucrado con chicos borrachos y las desventajas de esto. También hubo la novedad, para mí, de una serie de chistes sobre las situaciones que se viven en una boda, específicamente en el momento que la novia avienta el ramo a sus invitadas.

La función continuó con la presentación de Jo Martínez, chica de Guadalajara que basa mucho de su acto en chistes enfocados en su sobre peso y las dificultades que ha tenido para adelgazar, y en su soledad y las dificultades que ha tenido para conseguir pareja. En algún momento habla de violaciones y cómo a ella le gustaría ser materia para ser violada.

Jo

El último que subió al escenario fue Nicho, tamaulipeco que lleva tiempo radicando en la ciudad de México. Su show se centra en chistes que van de su preferencia sexual, a las situaciones que vive un provinciano en la ciudad y su sobrepeso. También arremete contra los taxistas platicadores y lo difícil que es hallar departamento en la ciudad. En él se percibe un tono que va de lo tierno a lo enojado. Una de las frases que más repites es “ay la odio”, “ay lo odio” y “ay los odio”. Igualmente hace símiles entre las personas que intentan dejar de fumar o de beber y aquellos que están tratando de dejar el pito.

Nicho

El stand up implica hablar sobre ti mismo. Y en muchas ocasiones me recuerda la escena final de la película 8 mile con Eminem, donde el cantente en un duelo de free style se sube a rapear sobre todo lo mal que le ha ido, sobre su pobreza y cómo lo ha engañado su chica, dejando a su contrario sin argumentos que echarle en cara.

El stand up es muy parecido, el comediante se sube a hablar de sus defectos, más que sus virtudes. Y es que en ocasiones, para enfrentarse al mundo, sólo contamos con nuestros defectos y nuestros errores. Con características de nuestra personalidad y nuestro físico que nos han señalado. Aspectos que durante mucho tiempo fueron el blanco de comentarios burlones. Y que con el paso del tiempo se ha retomado para hablar de ellos y convertirlos en un arma para abordar el mundo. Ser el gordo, el solitario, el afeminado, el discapacitado, todo ello es material para una gran rutina cómica.

El 29 de julio sigue el ciclo con Sofía Niño de Rivera.

sofia niño

Comments

comments