#VamosAlStandUp. Stand-Up Wars I: Coco Celis, René Sosa, Alberto Velarde y Slobotsky

por Óscar Muciño
@opmucino

viñetas de Julián Cicero
@pizzafrianofm

El pasado jueves 17 de agosto inició Stand-Up Wars, un torneo de comedia. Son ocho grupos cada uno formado por cuatro comediantes que se enfrentarán en jornadas de eliminación directa.

Los mecánica de eliminación del Stand Wars: cada comediante cuenta con 15 minutos sobre el escenario para exponer su rutina; sin embargo, corre el riesgo de ser eliminado en medio de su acto si se levantan tres banderas rojas, una la tiene un espectador escogido al azar, otra está en manos del staff del bar y la tercera es propiedad del anfitrión de la noche. Para que ocurra la descalificación, las banderas necesariamente tienen que levantarse en el siguiente orden: primero la del público, después la del staff y finalmente la del anfitrión.
Otra regla es que se deben cumplir por lo menos 14 minutos de rutina, si el comediante concluye antes, se le descontarán un punto por cada minuto, también por cada minuto que se extienda.

¿De dónde provienen los puntos? Del público, quien recibe una papeleta para otorgar de 1 a 8 puntos a cada comediante que actúe, el único requisito para recibir papeleta y poder votar consiste en llegar a tiempo para ver a los cuatro competidores. Gana el comediante que obtenga mayor puntaje.

El anfitrión de la primera jornada fue Juan José Covarrubias, quien hizo gala de su humor negro que no respeta nada y quien terminó confesando que el quiere ser el comediante de aquellas almas perturbadas que pueden convertirse en asesinas, más que de la gente que suele reírse del humor convencional. Y lo hace bien, es incómodo pero nunca se aleja de los asistentes, ahonda en temas “espinosos” y los lleva a buen puerto.

standwars 1a

Los turnos de aparición se sortearon. A quien le “tocó” ser el primero en subir al escenario fue Slobotsky, un chico fornido y vestido impecablemente con camisa blanca, chamarra de capitán de equipo de futbol americano y gorra a la moda, además de lucir barba bien cortada y una medalla. Su rutina habla de la fama que le ha traído ser Youtuber, y sus avatares cuando lo reconocen en algún lado, con otra sección dedicada a las frases de mamá y abuela. Su rutina fluyó tersa manteniendo a la agente atenta y riendo.

El segundo sorteado fue Alberto Valverde, quien no puedo terminar su rutina, pues lució nervioso o poco suelto, y es que Slobotsky había dejado detrás una buena recepción del público. Además que en ese momento hubo gente hablando en voz alta cerca de la caja, distrayendo a al audiencia. Y principalmente porque sus chistes y remates eran muy convencionales, y no fueron del agrado del público, y de la chica que fungió como encargada de la bandera roja, quien rápidamente alzó la bandera roja, secundada por el staff y, ante las dos banderas, Juan José Covarrubias alzó la suya.

standwars 1b

El tercero en escena fue René Sosa, el comediante con un tic nervioso y de sombrero que comenzó esgrimiendo razones de por qué era el más indicado en recibir sus 20,000 pesos: acaba de adoptar a una niña, llevaba a su esposa como testigo e incluso se mostraba accesible en mostrarla con el interventor de gobernación. Cuando interactuó con la audiencia no sólo la cabuleó, sino que aprovechó para cabulear a sus contrincantes, provocando risas “a costillas” de los otros. En otra parte de su exposición nos habló de que su padre lo había abandonado, y por eso su Twitter es @mipapásefue.

El turno final fue para Coco Celis, el comediante sensible y sin circuncisión que siempre usa su sudadera con capucha, hizo su rutina acerca de las frases de papá que ahora usamos en el sexo duro, y de cómo nunca ganó nada más que constancias de participación. Además de contar sobre sus chaquetas, su mascotas y su esposa de ficción.

standwars 1c

Vino la votación.

El ganador de esta jornada fue Coco Celis, el segundo lugar para René Sosa, en tercero y, eliminado, Slobotsky, aunque por su puntaje con esperanzas de repechaje. Los tres realizaron un buen show y estuvieron cómodos en la tarima, los tres ocuparon recursos en su atuendo que te hacían recordar su presencia bajo las luces y con el micrófono en la mano; la cadena de Slobotsky, el sombrero de René y la sudadera de Coco (Alberto no llevaba nada distintivo); pero si en las competencias deportivas gana aquel más apto y más atlético, las leyes de la comedia no respetan estos principios, acá los competidores más peligrosos son aquellos que dan señas de ser los más inadaptados. Coco con su comedia de hombre atípico y disfuncional que no tiene “éxitos”, sólo participaciones; René con su sombrero, y su figura delgada y frágil.

Este miércoles se llevará a cabo la segunda función en el Xaman Bar, la anfitriona será Manunna, quien recibirá a los próximos comediantes que estarán buscando pase a la siguiente ronda: Raúl G. Meneses, Enrique Vázquez, Diego Faingersch y Eduardo Villar.

PD. No hay cover pero la bebida es cara.

StandUpWars2

Comments

comments