¿Estamos listos para la consulta sobre el Tren Maya?

Los próximos 24 y 25 de noviembre se llevará a cabo una nueva consulta del gobierno electo. A tan sólo una semana de que Andrés Manuel López Obrador tome posesión como presidente, diez de sus promesas de campaña serán puestas a consulta popular.  Conocida más como la consulta sobre el Tren Maya, la Consulta Nacional 10 programas prioritarios parece estar organizada para que el nuevo presidente llegue con todo el apoyo popular. Y es que, hay que decirlo, algunos de los programas que se consultarán son deudas sociales bien afincadas.

Sin embargo, como bien dicen las tías, el diablo está en los detalles. O en este caso, en las preguntas. La Fundación Rosenblueth, que de nuevo se encargará de la consulta, presentó el diseño de la boleta que todos podremos marcar. Y bueno, a diferencia de la boleta del aeropuerto, notamos cierto tono tendencioso. Si bien, el gobierno electo advirtió que en esta segunda consulta no sería imparcial y dejaría muy clara la opción por la que quiere que la gente vote, ahora sí se les fue un poco la mano. Echen ojo.

Y es que una vez que leemos la preguntas resulta muy difícil votar en contra de alguna de ellas. Están redactadas de tal forma que si respondes de forma negativa, básicamente te conviertes en un súper villano de caricatura. Con todos sus bemoles, la consulta sobre el Nuevo Aeropuerto incluyó en la boleta algunos puntos a favor y en contra de las dos opciones, para que la ciudadanía tomara una decisión informada. Pero en esta segunda consulta, no hay mayores datos de ninguno de los programas que se someten al juicio ciudadano. Tal vez algunos no la necesiten. Pero otros, como los megaproyectos, necesitan ser explicados con mucho detalle para que los votantes sepamos los riesgos, beneficios, daños, etcétera.

Por este motivo, les dejamos alguna información importante sobre los cuatro megaproyectos que estarán a consulta. Algunas son visiones críticas y otras simplemente precisiones de hay que tener presentes. Chequen, reflexionen y participen.

Tren Maya

Sí, fomentará el turismo y la economía, pero ¿y el riesgo ambiental?

Conexión del Itsmo de Tehuantepec

Sí, reactivará la economía de la zona, pero ¿es viable?

Refinería en Dos Bocas, Tabasco

Sí, se producirá gasolina con petróleo extraído por Pemex, pero ¿y la tala?

El Centro Mexicano de Derecho Ambiental (Cemda), que es una organización no gubernamental, apolítica y sin fines de lucro que desde hace 25 años trabaja para la defensa del medio ambiente y los recursos naturales, denunció que a pesar de no contar con autorización de impacto ambiental ni cambio de uso de suelo, el proyecto de refinería en Dos Bocas, Tabasco, avanza en un terreno donde ya fueron desmontadas 300 hectáreas de selva y manglares. Lee el texto completo publicado por Grupo Reforma aquí.

Siembra de árboles frutales y maderables

Sí, creará 400 mil empleos permanentes, pero ¿hay plantas suficientes?

No hay quién provea los mil 100 millones de plantas que el programa “Sembrando Vida”, demandará en su fase inicial en todo el país, admitió Javier May, futuro subsecretario de Inclusión Productiva, Desarrollo Rural y Territorial de la Secretaría del Bienestar que Andrés Manuel López Obrador creará durante su sexenio.
Dijo que para tener abasto de especies vegetales maderables y frutales, a partir de enero próximo efectuarán labores de construcción, reconstrucción y reconversión de viveros; también firmarán un convenio con la Secretaría de la Defensa Nacional, para aprovechar la experiencia de su personal en la materia. Pidió a las autoridades de los tres niveles de gobierno poner sus viveros a disposición de dicha iniciativa.
Lee el texto completo publicado por El Heraldo de Chiapas aquí.

Así es, muchachos y muchachas. Muy a favor de una democracia democracia participativa, pero tal vez andan medio acelerados de su cuarta transformación. ¿Ustedes qué opinan?

Comments

comments