NoFM llega a El Faro

A partir de esta semana, NoFM estrena una colaboración con El Faro, periódico digital salvadoreño, que nació en 1998, y es uno de los referentes de periodismo independiente en Latinoamérica.

Cuando leemos la forma en que nació El Faro, muchos medios digitales independientes podemos vernos reflejados en su historia, así como en sus principios y objetivos. Cuenta Carlos Dada, uno de sus fundadores:

“El Faro apareció en 1998. En 1998, el Nintendo era más serio que Internet. No existía Google todavía. Nadie usaba Internet: era un juguetito. Yo viví muchos años en México, y mi socio, Jorge Simán, había vivido también muchos años fuera. Siempre hablábamos de que algún día tendríamos que poner un periódico en El Salvador, simplemente, porque como lectores no nos satisfacía lo que había ahí. En 1997 yo regresé a El Salvador y Jorge ya estaba viviendo aquí y dijimos: ahora es cuando. Vamos a planificar el periódico y ponerlo. Cuando empezamos a hacer numeritos de lo que cuesta imprimir un periódico, distribuir un periódico. En El Salvador cada medio tiene que formar su propia red de distribución, cada periódico tiene sus propios camiones, choferes, vendedores en la calle. Era imposible hacer un periódico dos chavos que no teníamos dinero, no teníamos nada. Y de repente yo había tenido ya mucha experiencia con Internet en México y Jorge fue uno de los primeros en meter Internet en El Salvador. Entonces dijimos: Bueno, si sabemos de Internet, pues pongámoslo en Internet. Empezó en Internet porque no había otra. Tanto no fue premeditado, que en nuestro primer editorial le prometimos a los lectores que algún día íbamos a ser impresos. Nacíamos en Internet mientras tanto. Obviamente esa promesa quedó atrás hace muchos años…”

Por eso, NoFM inicia el blog musical Desde el centro de la Tierra. Porque Internet es el centro, porque ahí convergen ideas, porque representaba a El Faro en el 98 y sigue representándonos en el 2014, porque dejó de ser un juguetito para convertirse en una herramienta. Porque el entretenimiento también es un instrumento de difusión de la cultura y de transformación social.

Sin más preámbulos les presentamos nuestra primera entrega, y los invitamos a leer El Faro.

Comments

comments