#Topless Argentino

Este #Topless se va a buscar fortuna y aventura a la pampa de la escena indie argentina, siempre con la confianza de que se trata de una zona donde la creatividad musical ha dado joyas como en ninguna otra zona en América Latina. Este viaje es como entrar a un par de bares en Buenos Aires, un toquín en la universidad, un par de visitas al campo y un poco de ayahuasca. Adelante.

8. Lavarropas de tambor horizontal – Johanna, no te crispes más

Como bien dicen en este track, “Siempre marca nuestro destino quien nos educa”, parece que ellos se educaron bien: de lleno en playlists ochenteros llenos de falsa inocencia y Manchester. El café con leche, la incomodidad de la primera cita, la metafísica de una tarde de domingo, son los motivos que los inspiran. Definen su sonido como Romanticismo Conceptual Cínico Revolucionario. Son de Buenos Aires.

7. Tototomás – Ella También se Va

El proyecto de Tomás Agustín Casado. Misteriosamente breves, sus canciones terminan cuando más se encariña uno con ellas, lo que genera una sensación de nostalgia que te lleva directamente a las letras. “Ella también se va”, así es. Melodías pop con sabor folk latinoamericano y velocidad punk. Jau Jau es su último material, de finales de 2014. También son de Buenos Aires.

6. Cajas de Cereales Abiertas sin Premio – Cajas de Cereales Abiertas sin Premio

Hace tiempo que en Topless no nos encontrábamos con un nombre de banda tan desolador como Cajas de Cereales Abiertas sin Premio. Para rematar, ponemos la canción que da nombre a la banda. Es el proyecto de Antolín, músico súper triste que lo mismo toca canciones tristes con o sin las Cajas de Cereales. A llorar. Son de La Plata.

5. Los Álamos – Devorados por el Fuego

Nos vemos obligados a subirle a los decibeles y cambiar el tono. Así dimos con Los Álamos y su álbum Luces Blancas, que siguen notoriamente la tradición de Dan Auerbach y sus Black Keys, tanto, que el riff principal parece un contundente fusil, pero todo lo demás resbala a un beat semilento que encanta. Andan en activo desde 2008, teníamos que encontrárnsolos en algún momento. Son de Buenos Aires.

4. Los Grillos del Monte – Transformación

Si uno se va a la campiña es posible que note moviéndose entre la maleza a los Grillos del Monte. Jipis en serio, inteligentes y reflexivos. Ellos son Facundo Flores, Tomi Lebrero, Martín Reznik, Jano Seitún tocan contrabajo, acordeón, guitarra acústica y un tambor indio. “Ya todos escuchamos a los grillos del monte, siempre están cantando por ahí”, dice su biografía.

3. Mostruo! – Salva

Banda que cuando comenzó por allá del 2010 querían ser una de las bandas más ruidosas argentinas, y hoy con su Profunda Desorganización del 2014 están convertidos en una banda que se anima hasta el funk y pop y le meten saxofón o flauta sin problema. Son de La Plata.

2. Morbo y Mambo – Cara de Combi

No es rock ni stoner ni dub ni afrofunk sino todo junto. Así se definen ellos, yo diría que aún hay más cosas así, hasta beats electrónicos. Su capacidad de aglutinar sonidos y hacerlos coherentes es lo que más llama la atención de BOA, el álbum que liberaron a finales del año pasado. Son de San Telmo, Buenos Aires.

1. Rolando Bruno y su Orquesta Midi – A 5 años de acá

Rolando Bruno era el guitarrista de la banda de garage sucio Los Peyotes, y de pronto tuvo la visión de que lo suyo en realidad era la cumbia sicodélica. Tiene razón, pues el equivalente más sincero de los sonidos del Seattle garagero de los 60 como The Kingsmen sin duda tenía que ser en la verde y frondosa latinoamérica algo más como Los Mirlos o Juaneco y Su Combo. Esto es de su EP Cumbia Reaction donde coverea mucho pero también inventa otro tanto.

Comments

comments