Asalto Diario. El arte pelea por el espacio público

En la vida urbana una de las batallas más encarnizadas en por el uso del espacio público. La cantidad de habitantes aglomerada en los centros urbanos, hace que las necesidades de transporte, vivienda, comercio y un largo etcétera, peleen por caber en espacios pequeños. Entre esas necesidades, el arte y la cultura pugnan por un uso del espacio público que considere las necesidades creativas y emotivas de los ciudadanos.

El hecho de que los artistas salgan a las calles ayuda, por un lado, a que su trabajo se vea como un aspecto importante de la sociedad y, por otro, para que las obras se nutran de esa sociedad a la que quieren llegar. En la Ciudad de México, estos vínculos entre artistas y ciudadanía se fortalecieron durante los momentos de emergencia, en especial, el sismo de septiembre de 1985.

Al asalto diario

Tras la devsatación de la Ciudad de México, un grupo de bailarines comenzaron a dar funciones en los albergues y campamentos de damnificados. Para 1987, estos grupos se habían organizado en diferentes compañías. Una de ellas fue Asalto Diario.

Fundada por Miguel Ángel Díaz y Jaime Leyva, Asalto Diario nació con la intención de llevar la danza a las calles con un sentido social. El principio ha sido el mismo desde el arranque: los bailarines aparecen sin previo aviso en calles, puentes, estaciones de metro, mercado y básicamente cualquier punto de la ciudad. Las coreografías que presentan buscan visibilizar apersonas y hechos que la rutina y el ritmo de la urbe se comen.

Igualmente, los asaltos integran a la gente y los elementos de la ciudad en la coreografía. No se trata sólo de dar un espectáculo, como en el caso de los flashbombs que se popularizaron años después, sino de sacudir a los transeúntes para provocar una reflexión en ellos. La idea es que los bailarines no se queden ni a recibir los aplausos, sino que se vayan tan rápido como llegaron.

Los miembros de Asalto Diario buscan que los temas de las coreografías sean también relacionados con temas políticos del país. Es decir, los bailarines utilizan su cuerpo para mostrar su postura ante la sociedad , a la vez que ofrecen al público una manera de resistir esta urbe a que veces se empeña en maltratarnos.

_______________

Comments

comments