Double Dutch: la resistencia de las niñas del Harlem

Mucho se ha hablado del deporte y la cultura como factores de cambio social. Incontables son los ejemplos en que se muestra que la disciplina y compromiso que exigen estas prácticas puede cambiar el destino para siempre. Y si no nos creen, los invitamos a conocer una discplina que ha modificado vidas a diestra y siniestra, y bastante lejos de los reflectores de los deportes más famosos.

Estamos hablando del Double Dutch, mejor conocido como salto de cuerda. Así es, esta actividad que nosotros asociamos al juego o como parte del entrenamiento para otros deportes, es una práctica revolucionaria desde hace años. Surgido entre las comunidades de inmgrantes holandesas en Nueva York, el Double Dutch se trata de saltar dos cuerdas a la vez, echadas en sentidos opuestos. La práctica se popularizó en los años 70 entre las niñas afroamericanas del Harlem. En esa misma década, dos oficiales de polícía neoyorkinos crearon las reglas para hacerlo un deporte de competición oficial.

De la calle a los escenarios

La primera competencia oficial de Double Dutch se realizó en 1974. El deporte muy pronto se hizo popular, pero nunca se alejó de sus raíces callejeras. Las competencias, comunes en las cuadras del Harlem, se trasladaron pronto a escuelas y canchas de todo el mundo.

Por su vínculo con otros deportes como la gimnasia, en los años 80, el Double Dutch se fusionó con la emergente escena del hip hop. Además de abrirle la puerta de otros escenarios, esta fusión introdujo al deporte elementos de baile y música muy especiales. Tal fue la influencia de la música en el deporte que las finales de las competencias solían hacerse en el mítico teatro Apollo. De la misma manera, afianzó las raíces callejeras de la práctica.

Double Dutch: Black Magic

Aunque , el Double Dutch muy pronto llegó a Europa, en particular a Francia y Reino Unido, nunca ha dejado de ser un deporte relacionado a las niñas afromericanas que vieron en él una forma de huir de la violencia y la marginación. Esta faceta del juego puede verse en varios documentales que se han realizado sobre el Double Dutch. Los más famosos: Black Magic, de David Hoffman, y Doubletime, producido por Discovery Channel.

Double Dutch en el Harlem

El Double Dutch es un deporte de exhibición en los Juegos Olímpicos desde 1988. Y desde 2009 es parte de la oferta deportiva de las ecuelas secundarias de Nueva York. Sobre todo, es, desde los años 70, una práctica que da referentes de vida a miles de niñas que, a pesar de todo, siguen saliendo a las calles a saltar, a bailar y a resistir.

_______

Comments

comments