El Vals que compuso Anthony Hopkins

La historia se remonta a hace 50 años y tiene un final feliz, porque de quien estamos hablando es de sir Antony Hopkins. En 1965, fue contactado por otro sir, en este caso Lawrence Olivier, para trabajar con él en el Royal National Theatre de Londres. Es cuando Hopkins da el paso definitivo hacia el reconocimiento. Pero tan sólo un par de años antes, el posterior Hannibal Lecter pensaba que quizá lo suyo era la música. Estudió y llegó a componer varias piezas, que terminaron definitivamente arrumbadas al aparecer la oportunidad de colaborar con Olivier. 50 años después, el ya famosísimo actor, después de seguir a uno de sus héroes musicales en varios shows, André Rieu, se animó a mandarle unas partituras. André las recibió y el final de la historia ocurre en el siguiente video; sólo les dejamos una advertencia: cuidado al verlo si usted se conmueve fácil.

Comments

comments