#PecesSueltos presenta: The Poni-Tails

“A Loose-Fish is fair game for anybody who can soonest catch it.” Herman Melville, Moby Dick

Si la música se parece al mar, y lo habitamos todos, hay especies raras, que se ven poco y extraña vez son capturadas. Aquí surcamos las olas para hacerlos más evidentes.

The Poni-Tails

por Óscar Muciño
@opmucino

Toni Cistone, LaVerne Novak y Karen Topinka, tres adolescentes de dieciocho que se juntan a cantar bajo el nombre de The Poni-Tails. Viven en Lyndhurst, Ohio, es 1957. Se han presentado en eventos de su escuela y tiene ya un tema de su autoría: “Que la bozena”. Tom Illius, agente musical, avisado por un amigo, se da una vuelta a una presentación. Se ofrece como su manager, ellas lo aceptan. Grabarán un sencillo de aire campirano que incluía su composición como lado B y “Your Wild Heart”, canción que tendrá más éxito con la cantante Joy Layne. Luego otro con un par de baladas suaves de tema “teenager”. Ambas en disqueras pequeñas. Karen deja el grupo presionada por su padre, quien no veía que la agrupación avanzara. Es sustituida, tras una audición, por Pati McCabe.

La época de fuentes de sodas

Illius les conseguirá, en ese mismo 1957, un contrato con Paramount. Con esta disquera grabarán ocho sencillos de 1957 a 1960, añadiendo a su repertorio géneros como el rockabilly. El que llegará más alto en las listas, en E.U.A. #7, en Inglaterra #5, será su segundo lanzamiento: “Born Too Late”. Una canción en la que las armonías vocales del trío se acompañan de un saxofón en una melodía que transporta a la época de fuentes de sodas, al estilo doo-woop sorbiendo una malteada de vainilla.

Ante un mercado que daba trato preferencial a los cantantes y grupos masculinos, y que comenzaba a enfocarse en el rock and roll, sus demás grabaciones pasarán desapercibidas. Intentarán extender su contrato con Paramount, pero sin éxito. Confiesan que, tras la negativa, volver a su vida “normal” no era mala idea. Toni se dedicó a la enseñanza, LaVerne a los bienes raíces y Pati a su hogar, murió de cáncer en 1989.

Aunque dejaron pocas grabaciones y no tuvieron exposición en su época, es un compendio de canciones que si se visitan ofrecen melodías confortables con arreglos pop bien producidos. No en balde a muchas canciones de este tipo se les denominaba bubble-gum. Dulces y masticables. Queda acá a modo de aguinaldo navideño, unas golosinas de las Poni-Tails, quienes grabaron apenas dieciséis canciones.

#PecesSueltos presenta: Jake Holmes

Comments

comments