Una llantita que ayuda

Aceptémoslo: ya no somos lo que éramos.  Si cada vez que se suben a la bici los genes y los años les recuerdan que ya no son tan atléticos, ha llegado la mejor de las soluciones. Los amigos del MIT han diseñado la Rueda Copenhague, una rueda para bicicleta que, conectada a una aplicación en el celular, acumula la energía de nuestras más fuertes pedaleadas y la guarda para cuando las piernas ya no dan de sí.

Les dejemos el video en que explica cómo funciona esta maravilla

Comments

comments