#YoDocu. Un documental para dibujar la revolución: Paris Is Burning

¿Cuál es el color de la rebeldía y la temeridad? ¿En qué consiste la individualidad? ¿Qué sacrificamos cuando decidimos ser absolutamente personales? Las respuestas han variado a lo largo de la historia y palabra como autonomía, soberanía, género, sexualidad, igualdad y un largo etc, se han enarbolado en diferentes calles de diferentes ciudades de diferentes partes de la historia. Y el día de hoy, en su #YoDocu, les proponemos un viaje a una zona temporal peligrosa y llena de glamur disidente con un documental histórico: Paris Is Burning.

La premisa es sencilla. Una cámara se pierde entre los rincones de la gran manzana para retratar a los rechazados de los rechazados de los rechazados de esos años: a la comunidad trans. Con el brillo de su constante resistencia, conocemos a los diferentes personajes que, de una u otra forma, modificaron los años que los precederían, tanto en la moda como en la música como en el arte y, basicamente, todo lo que tuvieron cerca. En la tragedia brutal de su contexto y la incomprensión generalizada, esta comunidad lucha por sobrevivir sin dejar en el camino la fiereza que les caracteriza, sacrificándolo todo, la vida incluso.

Esta película trascendental de Jennie Livingston estrenada en 1990, es una invitación al enamoramiento, tanto de una cultura como de los que la conforman, así como la celebración de los sueños rotos y la esperanza irremediable de los que no tienen nada más a lo que asirse. Una hora y diez minutos que obligan a la reflexión y a preguntar de nueva cuenta en dónde reside el valor e, incluso, la revolución.

Tienen que ver este ejemplo genial que expone todas las potencias de un documental. Paris Is Burning es de esos momentos en la vida que no te dejarán volver a ver las cosas de la misma manera.

Comments

comments