#YoDocu. Un documental para pensar la metamorfosis: The Redemption Of General Butt Naked

¿El cambio es real? ¿Hay posibilidad de verlo o, incluso, vivirlo? Y si es plausible, ¿qué lo detona? ¿Cuál es su gatillo? ¿Redención, cambio, metamorfosis? Parece que hacerse esa pregunta en un mundo que constantemente nos demuestra que no existen los puntos fijos es absurdo, pero ese mismo mundo es habitado por la naturaleza humana, y es ahí en donde la pregunta no sobra. ¿Se puede cambiar la esencia de ti mismo o lo que has sido o simplemente somos un resultado que se puede repensar? Justamente de eso trata el documental que esta semana les queremos recomendar en #YoDocu: The Redemption Of General Butt Naked.

Ésta es la historia de uno de los países más golpeados dentro del sangriento Siglo XX africano: Liberia. Tras 14 años de guerra civil, la nación vive una de las realidades más extremas del mundo junto a un proceso de reintegración entre sociedad civil y ex combatientes que implica la resolución de miles de crímenes de guerra, desapariciones y heridas profundas que día tras día parecen ser más profundas. En este contexto podemos ubicar a Joshua Milton Blahyi, también conocido como General Butt Naked, uno de los caciques de guerra más notables del conflicto civil que detenta varias famas, como haber asesinado junto a su grupo a miles de conciudadanos o el volverse famoso por entrar a batalla siempre desnudo, cubierto en sangre, protegido de las balas, según lo cuenta él, por sus ancestros. Y la historia de Liberia es justamente la historia de este ex general que, tras un proceso de despertar espiritual, tomó el camino de cristo para convertirse en un notorio pastor evangelista.

Esta vibrante película del 2011 dirigida por Daniele Anastasion y Eric Strauss es el acompañamiento del pastor Joshua por su camino en búsqueda del perdón y una nueva piel para transitar en el mundo. En momentos escalofriante y en otros esperanzador, el documental es el cuestionamiento por lograr ver el rostro verdadero de un personaje inasible y seductor; un asesino y un hombre de fe, un criminal de guerra y un patriota, un victimario y una víctima, y una enorme pregunta, ¿puede un hombre así ser perdonado, se puede creer en su cambio, a quién está tratando de engañar?

Échenselo completo, conozcan a las víctimas de una guerra grotesca, no alejen la mirada de los ojos de los que reconocen al que en algún momento fue considerado el mal encarnado. Y sigan pregntándose: ¿hay perdón cuando el que lo necesita ya no es la misma persona?

Comments

comments