“Concluyo, mientras se lame el culo”. El gato Pafni y el canto

Me doy cuenta que cuando estoy contento, canto. Le canto al perro, le canto al gato, me canto a mí mismo. Me gusta cantar porque nunca aprendí un instrumento y en este puedo ser autodidacta. Además, I’ve got the blues. Me decía una amiga que empezó a tomar clases de canto porque siempre había querido […]