TODO MENOS MIEDO

EN VIVO

EN
VIVO

#HáblameDeFlow. La noche en que recordamos qué es Hip Hop

- Por: helagone

A la distancia, con las emociones tranquilas y la mente fría, se puede valorar mejor el suceso. Lo que vivimos en SALA el pasado 12 de abril fue un momento para recordar el gran sonido de la Old School y hacernos la pregunta ¿de qué va hoy en día el Hip Hop?

Como espectador, cada uno se volvió parte de esta energía, de este movimiento. Cada mano levantada, cada murmullo de barra, cada beat de bajo y batería que nos golpeo el pecho pidiendo sólo la agitación convulsa del sonido en nuestro cuerpo, fueron los partícipes de toda esa sinergia que se sintió detrás de cada canción.

“Me motiva lo que ignoro, no lo que sé”

Parte de la historia del rap de Venezuela, México y Estados Unidos se encontraron en este show. Para algunos significó más de 15 años de espera para poder ver a la leyenda del Gangsta Rap, Mobb Deep o lo que queda del proyecto. Cosa nada fácil de lograr, más si se piensa que no hay público para eso en este país.

Cabe destacar que las personas que deciden arriesgarse a traer a estos artistas no provienen de la escena nacional, son hermanos venezolanos que se están buscando una vida en México y también operan desde Caracas. La gente talentosa de La Cafeína consiguió hacer una gira por México, Chile y Argentina con dos de los mejores raperos venezolanos: Lil Supa y Willie DeVille (Los Hermanos Visión, LouisVille, Soto & Diez ) y desde Queens, con más de 20 años de carrera, Havoc, Rapper Noyd y DJ L.E.S. Todo esto con un sólo objetivo: rendirle tributo a Prodigy y al Hip Hop que él representaba: The Infamous… Mobb Deep.

Sería burdo decir que estar un poco atrasados en la logística fue un error en este evento. Más cuando se elije correctamente hasta la música para amenizar el plato fuerte, y Dj Spawn seleccionó sabiamente lo que sedaría nuestro entusiasmo. Empezaron a correr las chelas y los tragos de cortesía. Cuando se vive en el barrio, los nervios se representan en algunos como tensión, en otros como alegría desmedida.

Llegó el cambio de laps, las pantallas se pusieron rojas y el logo del Dojo inundó los ojos de los espectadores. Fue el momento en que “El Fundador” Willie DeVille” con botella en mano, acompañado de Drama Theme, empezó a repartir alcohol a los asistentes, a soltar beats y a encender el foro con unas ráfagas de puro flow del Caribe. Nos llevó de la balada romántica hasta el tumba’o caribeño. De las caras de desconocimiento e indiferencia a las cabezas moviéndose al ritmo del sample y las líricas etílicas del tío borracho, a gestos de aceptación y respeto de un público que es conocedor del género.

El Sensei

En la fila antes de entrar al evento, pregunté a algunos de los asistentes a quien venían a ver. La mayoría respondió rotundamente que Mobb Deep. A uno que otro le daba curiosidad Lil Supa, el Mc de Caracas considerado hoy en día el mejor de Latinoamérica. Con un disco implacable, Serio, se ha colocado en la mira de los medios más importantes del hip hop mundial. Europa, Asia y América son los continentes que ha recorrido Lou Fresco con sus giras, dejándonos audiovisuales con tomas magistralmente hechas con un gran sentido fílmico.

Con un conjunto de pants, sudadera, tenis Nike y cangurera Lacoste, un rostro duro y una mirada firme, Supa comenzó a soltar barras afiladas. Pero parecía en un principio que no impresionaba a nadie. El público estaba expectante. Llegó un freestyle del caraqueño que puso atentos a todos, la persistencia lírica, el manejo del escenario, un show muy bien ensayado, sin errores, para ser correctos un show profesional. La pasión de Marlon es evidente. Cada movimiento, cada beat fue construyendo lo que terminó siendo una fiesta. El Sensei mostró un repertorio entre lo clásico y lo nuevo. Primero nos guió a la Luz, después con un trazo callejero, formando una bomba apareció Mista Uanteik, vinieron ’99, Culto, Mención Honorifica, Sucio & Fresco.

Se notó el Hambre de dominar el escenario y sabíamos que no podía faltar la colaboración con Willie. La coordinación de ir mezclando las barras, acompañarse en cada beat y moverse en el escenario hacen que el espectador responda. Los Hermanos Visión estaban soltando un power caribeño que tenía un público dominado coreando “YO-YO Dojo”. Para cuando terminó el set, las ovaciones no cesaban. Con el poder de sus barras, el Dojo a sus espaldas y un talento notable, Lou Fresco dejó un precedente para los que dudaban de la calidad y la determinación de su trabajo.

The Infamous … por siempre

Cuando terminó de acomodarse Dj LES (Productor y Dj de Nas, Fat Joe, LL Cool J), y sin haber estado anunciada en el cartel, Veronica Reign a.k.a The Mobb Deep Princess dio el espectáculo más deplorable. No sólo por hacer un playback evidente frente a una audiencia que detesta eso. Estamos en tiempos en que la lucha es separar la misoginia del género músical, cosa que aún cuesta trabajo debido a la gran campaña de “Blin Blin” que promueve la industria. El trabajo músical de Verónica es realmente Trap con Pop, una fusión muy comercial y fuera de lugar para un concierto de Rap Hardcore.

Después de aguantar esa mala decisión de los organizadores o del headliner, apareció Mobb Deep. En la pantalla, algunas fotos de Havoc y Prodigy, así como las portadas de los discos, acompañaban los primeros beats. Estábamos envueltos por el sonido de Queens de mediados de los 90. Con partes de canciones de Mobb Deep, Nas, Snoop Dogg, LES dio cátedra de lo que es un DJ de la Old School (que produjo Life’s a Bitch del Illmatic, por ejemplo). Quizá este era el ritual para llamar a Prodigy y no lo sabíamos.

Como en un comic de Ed Piskor, Rapper Noyd sale con su conjunto azul y sus cadenas de oro. Comienza a rimar y ser el maestro de ceremonia de la llegada de Havoc. Ahí en otro cuadro estaba Mobb Deep en el escenario soltando éxitos como balas: Survival of the Fittest, Eye for an Eye (Your Beff is Mine) Give Up The Goods, Thug Muzik, The Learning (Burn), Hell On Heart, Shook Ones. La naturalidad con la que Havoc va llevando al público a levantar las manos es sinónimo de la maestría y talento. Rapper Noyd es una gran segunda voz, su experiencia rapeando con Havoc es más que evidente, y por si no bastara, Dj LES no sólo puso pistas, sampleo, hizo scratch, jugó con sus sonidos y fue preciso en los beats.

Todos formamos el Hip Hop

En un momento de la noche dejaron correr unas rimas de Prodigy cuando todo estaba ardiendo, apareció la foto de este Mc que falleció en la Vegas hace un par de años, fue un momento especial. Al finalizar DJ LES, Noyd y Havoc dieron la mano a todo aquel que se acercaba al escenario, firmaron autógrafos y se tomaron fotos con varios de los asistentes.

Esa cercanía del artista al público me recordó que todos formamos el Hip Hop, que aquellos que están buscando dinero a través de este arte, están confundidos o cegados por metas banales. Porque el Hip Hop real es un género en resistencia que tenía como fin transmitir las realidades de los guetos y concientizar para mejorar las condiciones. Por un momento al ver a la gente satisfecha, bebiendo y levantando con las manos el corazón, me hizo imaginar que así terminaba una presentación en algún sector de NY.

_____

Takeshi López – @TakeshiLopez
Fotos de Vick Morales – @vic.morales