TODO MENOS MIEDO

EN VIVO

EN
VIVO

#PecesSueltos presenta: The Cleftones

- Por: helagone

“A Loose-Fish is fair game for anybody who can soonest catch it.” Herman Melville, Moby Dick

Si la música se parece al mar, y lo habitamos todos, hay especies raras, que se ven poco y extraña vez son capturadas. Aquí surcamos las olas para hacerlos más evidentes.

The Cleftones

Óscar Muciño
@opmucino

A los once años Herb Cox se muda de Ohio a Queens, en Nueva York. Sufre la típica nostalgia por la ciudad donde vivió sus primeros años. Cada vez que puede, huye rumbo a Ohio para pasar algunos días en casa de su abuela, mujer que toca el piano y la guitarra, es activa en el coro góspel de la iglesia y canta con Herb en el porche de la casa. Aunque Herb no necesitaba ir tan lejos para estar cerca de la música, su madre era cantante ocasional e idolatraba a Billie Holliday y a Billy Eckstine.

Cuando ingresa en la Jamaica High School, en Long Island, conoce a otros tipos de su edad interesados en la música y en el canto, al igual que él, se hacen amigos, y forman un grupo de Doo Wop. Charlie James (primer tenor), quien creció en Alabama y provenía de raíces evangélicas. Warren Corbin (voz de bajo), oriundo de Nueva York y seguidor de Nat Cole. Berman Patterson (segundo tenor) de Long Island, de oído “sofisticado”, oía Sinatra. William McLain (barítono), sintonizaba en la radio programas en los que emitieran a Jimmy Ricks (bajo de The Ravens), a los mismos Ravens, a The Ray-O-Vac, o a The Flamingos, estaba enterado de lo que acontecía pues. Y Herb Cox como voz principal. Un grupo de amigos, entre muchos, de los años cincuenta, eso era The Silvertones. Nombre primero que sería desechado por The Cleftones.

The Cleftones

Juegos Vocales

Al Doo Wop se le distingue por los juegos vocales, cuatro voces armonizando mientras la principal canta. Tenía éxito, posiblemente, porque no se necesitaban instrumentos, se practicaba en callejones, donde la acústica era más propicia (como baño con regadera, espacios cerrados), era un género callejero y popular entre la juventud.
El debut en los escenarios de The Cleftones tuvo como marco las elecciones escolares. Los miembros de uno de los partidos que contendía los escuchó mientras practicaban en el gimnasio y les pidió que compusieran algo para la campaña. Al principio no se mostraron cómodos al respecto, pero accedieron. La Jamaica High School, al contrario de lo que podríamos actualmente incidir, era una escuela muy cuadrada y tenía desterrado al rock and roll. Aun así, su acto consistió en cambiar la letra del tema “Gee” de The Crows, uno de grupos preferidos. The Cleftones son un éxito y comienzan a llamarlos para más presentaciones, en fiestas y en otras escuelas. Ellos se sienten felices porque colaron un poco de rock en su escuela.

David Rollnick, un chico judío, insiste en cantar con ellos. La banda no lo acepta, entonces David propone ser su representante. A eso dicen que sí y David les consigue audiciones en varias disqueras: Apollo, Rama, Old Town y Gee. Firman con la Gee Records de George Goldner, incluso son la primera grabación de la disquera. En ese primer sencillo aparece “You Baby You”. Lado A en el que una guitarra blusera contrapuntea las vocalizaciones “cleftonianas”, a media canción un saxofón “cometa” alza la mano con un solo que invita a pararse a bailar y que obliga a mover la cabeza de un lado a otro; y alrededor, en todo momento, una batería correosa, ni espectacular ni sobresaliente, sino firme sosteniendo el ritmo.

https://www.youtube.com/watch?v=FBp6ehcrQK0

Al escuchar algunos sencillos de la disquera Rama (quien publicó la canción “Gee”) de la época, se podrá tener evidencia para imaginar que The Cleftones sintió que de nuevo colaba rock. El lado B, “I Was a Dreaming”, es una clásica balada “doopwopera”.

Good old days

Su segundo sencillo, “Little Girl of Mine”, otro éxito en ventas. El tercero, “Can’t We Be Sweethearts”, lo mismo, en este el saxofón rompedor vuelve a hacerse patente. Ambos aparecen en películas de mafiosos, la primera en “A Bronx Tale” y la segunda en “Goodfellas”, y también ambos podrían musicalizar a los ancianos estadounidenses cuando se refieren a los “good old days”.

https://www.youtube.com/watch?v=fH1ZwMI6cWM

Además que colaban buenos lados B, como este, juguetón y fiestero.

Continuaron lanzando discos con Gee aunque ya no consiguieron las ventas de esas tres primeras grabaciones. El grupo pasó por cambios de alineaciones. Cambió de disquera, regresó a Gee Records mientras la década cambiaba de los cincuenta a los sesenta. Los gustos se reajustaron. La única presencia permanente en Cleftones era Herb Cox. Alcanzan, en 1961, a conectar otro “hit” con “Heart and Soul”.

Tras grabar en 1964 un sencillo con “She’s forgotten” como lado A y “Right From the Git Go” al reverso (canción sospechosamente parecida a “Heat Wave” de Martha & The Vandellas), se tomarán un respiro que durará una docena de años.

De la mano de Herb Cox tendrán un resurgimiento en 1976 con un par de sencillos y en 1991 grabarán el tema “My Angel Lover”. Posteriormente la banda, o Herb Cox como miembro original auspiciando la marca, vivirá de conciertos nostálgicos. Una labor fructífera es sumergirse en sus grabaciones, se descubren canciones como “Lover Come Back to Me” con armónica acompañando vocalizaciones que retomarían The Beatles (no en balde en su disco debut “coverean” dos canciones “doo wop”). O se goza el rockabilly de “Lover Boy”, o el tema de raíces soul y reggae “There’s She Goes”.