TODO MENOS MIEDO

EN VIVO

EN
VIVO

#HáblameDeFlow. Una tarde de Sabiduría Callejera

Hip Hop en Ecatepec

Siempre fui un niño vago. Desde que tengo memoria las mudanzas han sido una constante. Los barrios del nororiente de la CDMX y la orilla del Estado de México (Neza y Ecatepec) son calles que recorrí en compañía de otros chicos de aquellas zonas. Aprendí por qué lugares pasar y en qué horas, en dónde no te debes de meter si no conoces a alguien. También entendí que la pobreza no es nada chida y que siempre es mejor seguir estudiando. No importa si autodidacta o en academia. Lo que realmente importante es que te eduques, para que en un futuro puedas retribuir a tu barrio y a todos aquellos que te apoyaron en los momentos difíciles.

Me hice de muchos amigos. A lo largo de los años, por una u otra circunstancia, me los he encontrado en algún lugar inesperado. Conocer la vida de los barrios de esta ciudad me otorgó una sabiduría para sobrevivir y relacionarme, conociendo mis limitantes y mis ventajas. Respeto es algo que debes de aprender cuando estas en las calles, a darlo y a ganártelo a veces de formas poco ortodoxas o pacíficas, pero efectivas. Pero no todo es dureza en los barrios, la lealtad es otro de los elementos que te marcan. Nadie quiere estar emparentado con una rata, un soplón o un traidor. La familia que formas en las banquetas es la que te respalda. No sólo en tu barrio sino fuera de él y esto sigue siendo así. Al menos eso pude ver en esta tarde en Ecatepec junto a los Primero Company.

La Fiestas de Bloque o el free callejero

El colectivo oriundo del corazón de Ecatepec ha estado reservando el arsenal para una futura presentación. Por cuestiones de la pandemia no ha podido realizarse. Aun así previniendo dicho suceso, decidieron hacer una fiesta de bloque, en su barrio, para ser más preciso en su cancha de básquet. Ahí estaba yo, en la versión más real y cruda de una street party. Allí surge la cultura Hip Hop, fuera de toda estética blin blin y campañas de violencia con las que la industria ha desprestigiado sus grandes virtudes de desarrollo humano y personal.

Uno de los métodos para comprender el fenómeno es vivirlo, ser parte del suceso. Sin duda esa tarde, en ese espacio que pareciera insignificante para la escena, se vive la realidad del tercer mundo en su máxima expresión. MC’S de distintos crew’s, compartiendo barras y chocando las cervezas, B- boys aprovechando los beats. Espectadores jugando una reta de básquet en una cancha maltrecha sin delimitar, con un tablero roto y el otro remachado. Doped mind en el lap y el MPC soltando las bases que se escurren por las bocinas. Los micrófonos van y vienen para conectarse y hacer lo propio con las barras. Mientras Rob B, Proa, Bless, Dwarf y Charlie Fx (Black Sai a.k.a Dj Luther fue el ausente) están disfrutando de amigos y seguidores.

Más de 10 años lleva Primero Company en la escena under del Estado de México. El proyecto inició Bless Dee, productor y beatmaker que ha trabajado con mc’s y dj’s de Latinoamérica y Europa. Mixtapes y maquetas se han ido puliendo, así como la necesidad de un receso en algún momento de su historia. Los últimos dos años han sido cruciales para este colectivo. Han lanzado cuatro discos: Demo (2018), Nadie mejor que nadie (2020), Quien más que los ñeros (2020), y Sin Ton Ni Son (2020) en colaboración con el beatmaker Dedos de Mantequilla. Todos de manera independiente, sin la ayuda de nadie, solo con sus recursos.

Con estos cuatro materiales se han colado en las listas de Hip Hop en Latinoamérica, llegando a sonar en programas de Argentina, Chile y Colombia. Así como ser reseñado por medios especializados en español. Pero todo esto sólo es la punta del iceberg, hay mucho detrás, sobre todo historias que los han marcado como amigos y como grupo.

Nuevo rap mexicano

La tarde cae en estos días en que anochece más temprano, la oscuridad se apodera de las calles de San Agustín sin que la policía haya venido a molestar. Porque realmente no hay nada por lo cual se les requiera. Quizá para cuidar a los ciudadanos que simplemente están pasando un sábado diferente después de tanto encierro y terror bacteriológico. Como era de esperarse la cancha no tenía luz y los postes cercanos alumbraban tenuemente, pero nadie tiene miedo, están en casa, con su gente.

Llegó el momento del ensayo de Primero Company y el momento que esperaban aquellos chavos que seguramente no irán a un evento al centro o sur de la ciudad para ver a este crew, por distancia y por costo. Pero este público es auténtico, los verdaderos G’s, ya que vienen sin mayor motivante que poder convivir y escuchar a sus nuevos artistas, que están ahí sin barreras y sin máscaras, que son comunidad.

Me gusta imaginar que así como sucedió en esta tarde con los ñeros, del mismo modo inició toda la cultura Hip Hop en las canchas del Bronx. Esta es la realidad de este movimiento urbano que está escribiendo las rimas de esta nueva generación del rap mexicano.


Takeshi López – @TakeshiLopez

Fotos de Black Bones Studio

LEE TAMBIÉN: #HáblameDeFlow.THE BIG TOP. 5 tracks de puro néctar de hip hop mexicano