TODO MENOS MIEDO

EN VIVO

EN
VIVO

Yo, Claudio, para toda la semana

yo, claudio

Los inteligentes dirían que momentos como éste son perfectos para capitalizar lo crítico. Nosotros no sabemos de eso, pero sí le entendemos a la posibilidad del entretenimiento de calidad con dos gotitas de crecimiento, y por lo mismo, les queremos recomendar Yo, Claudio.

¿Qué serán? Pues, según nosotros son más o menos 14 horas de maravilla. Una cantidad de tiempo chingona, y que vale toda la pena del mundo. Esta miniserie es un resumen de por qué la televisión británica fue una de las mejores del mundo.

Yo, Claudio

Todo es muy sencillo. Robert Graves escribió un par de tabiques llamados Yo, Claudio y Claudio, el dios, y su esposa Mesalina. Fueron un éxito total y marcaron un momento muy luminoso para la novela histórica. Después, el maestro Jack Pulman la adaptó para televisión y, bajo la dirección de Herbert Wise, la BBC la produjo y transmitió en 1976. Y todo se volvió muy mítico e histórico. Incluso, hoy en día, esta miniserie es un ejemplo de excelencia.

Calen nada más. Aparte de lo que ya les contamos, la crema y nata del teatro shakespeariano de esa generación participa en el proyecto: Derek Jacobi, Siân Phillips, John Hurt y Brian Blessed, entre otros, entregan interpretaciones que se han vuelto de manual.

Si la quieren ver en español, sólo denle click aquí. Si la quieren ver en inglés, sólo denle click aquí. Ahora tienen tiempo, lo sabemos, y si no van a sacarle dinero a la desgracia ajena, sáquenle provecho a su tarde y pónganse hermosos de su alma con esta joya de la televisión mundial: Yo, Claudio.